¿Es realmente tan necesario dormir bien la noche antes de la carrera?

Entrenar sin descanso no sirve absolutamente de nada, pues no asimilamos bien todo el esfuerzo y trabajo realizado. El ritmo de vida de una persona activa y deportista, es bastante ajetreada durante el día, por eso es tan importante comer e hidratarse bien. El poco descanso que podamos tener durante el día debe recuperarse por la noche, ya que es cuando el cuerpo segrega unas hormonas que le ayudan a recuperar y regenerarse para poder afrontar con garantías el día siguiente.

¿Qué es importante a la hora de dormir?

Evidentemente la duración y la calidad del sueño. Lo ideal sería dormir 7-8h por la noche, si a esto, tienes la posibilidad de sumarle un ratito de siesta completando así 8-9h de descanso, te sentirás repleto de energía.

Se trata de adquirir una rutina de sueño, al igual que con las comidas. A todos nos ha pasado, acostumbrarnos a tomar, por ejemplo, un trocito de chocolate después de comer, y que, al día siguiente, inconscientemente el cuerpo nos lo vuelva a pedir.

Pues con dormir es lo mismo. Es mucho más fácil y efectivo intentar, siempre que se pueda, llevar una rutina y horario fijo de irse a la cama y despertarse. Cuántas menos variaciones hagamos, mejor.

Por otro lado, a la hora de competir, como por ejemplo en una maratón, en la que, por lo general, nos toca madrugar mucho, tendemos a obsesionarnos con dormir bien la noche antes de la carrera, y acostarnos antes de tiempo. Esta acción puede surtir el efecto contrario al que esperamos, pues, podemos ponernos nerviosos al no conciliar el sueño, y al final, tardaremos en dormirnos más tiempo del habitual.

Lo que muchas personas no saben, es que realmente no es tan importante dormir bien la noche antes de la carrera o competición.Es más importante descansar bien la penúltima noche.

Si dormimos bien esa noche y durante el día previo a la carrera estamos tranquilos y relajados, el éxito está asegurado.

#QueNadaTePare