Cuidar los pies cuando nos estamos preparando para una carrera, ya sea una maratón, la media, o cualquier otra, es esencial para que todo salga según lo esperado, o mejor dicho, según lo entrenado. Si bien, es cierto que, son muchos otros los factores que influyen en la preparación de una carrera además de cuidar los pies como:

  • Programa de entrenamiento
  • Plan nutricional
  • Fisioterapia y descanso

Sin embargo, no debemos olvidar que son los pies los que nos sostienen, nos mantienen en movimiento, y los que sufrirán el repetido impacto del peso del cuerpo a lo largo de la carrera, por eso es tan importante cuidar los pies, en especial, los días previos a la carrera.

Porqué es tan importante cuidar los pies los días previos a la carrera

Durante la carrera nuestros pies pueden sufrir micotraumatismos y presentar ampollas, hematomas, inflamación y uñas encarnadas, que suelen ser especialmente molestas y dolorosas.

Estos problemas, que parecen impredecibles, pueden arruinar la carrera para la que hace tiempo que nos estamos preparando, o influir en nuestro rendimiento y objetivo final.

Qué hacer para cuidar los pies antes de una carrera

Para evitar cualquier fallo y dolencia con tus pies el día de la carrera, lo primero que debes hacer es acudir al podólogo durante los meses en los que estás entrenando, para que compruebe la salud de los pies, mantenga las uñas y las durezas a raya, y en definitiva, nos ayude y enseñe a cuidar los pies para prevenir posibles molestias que puedan surgir en la competición.

Consejos para cuidar los pies antes de la carrera

Una vez que te hayas puesto en manos de un profesional, te contamos algunas recomendaciones que te ayudarán a cuidar los pies, especialmente en los días previos a una carrera:

No improvises el día de la carrera

Igual que no se recomienda probar nuevos alimentos el día antes de la carrera, olvídate de estrenar calzado en la competición, pues el riesgo de que aparezcan rozaduras y ampollas se potencia. Por tanto, el día de la carrera corre siempre con un calzado con el que te sientas cómodo y hayas entrenado previamente.

Utiliza calcetines de tejidos técnicos

Es muy importante utilizar ropa que facilite la transpiración, cuando compres calcetines para correr, asegúrate de que sequen rápidamente y eviten las rozaduras y ampollas.

No cortes las uñas el día antes de la carrera

Lo más recomendable es cortar las uñas de los pies unos días antes, de manera que si te pasas cortando, o te haces alguna herida, esta pueda subsanarse mediante el crecimiento natural de la uña. Para evitar las uñas encarnadas es importante cortarlas siempre a ras del dedo.

Mantén a raya las durezas

Aunque las durezas no son estéticamente muy agradables, si te estás preparando para una carrera, es importante que no las elimines por completo, pues las durezas en los pies pueden tener un efecto amortiguador positivo durante la competición.

Utiliza vaselina con cautela

La vaselina para cuidar los pies ayuda a prevenir rozaduras, especialmente en los talones, sin embargo, el día de la carrera no es conveniente abusar de ella, puesto que puede aumentar la sudoración.

Activa la circulación con baños de agua fría

Para activar la circulación de todo el cuerpo, y también de los pies, nada mejor que las duchas de agua fría. Intenta adquirir esta rutina al menos una vez al día después de los entrenamientos, y antes de ponerte en marcha el día de la carrera, y después.

Hidratación, también para cuidar los pies

Utiliza crema hidratante especialmente indicada para los pies, hazlo cada día para que la piel esté sana y sea más resistente a los envites de los entrenamientos y las carreras.