Beneficios del deporte: Físicos y mentales

Validado por: Sanitas Hospitales

Compartir

Tanto en el plano físico como en el mental, el deporte tiene un impacto directo sobre la salud de la persona. De un lado, mejora la función cardiovascular, previene el sobrepeso, contribuye al mantenimiento de la densidad ósea, entre otros muchos beneficios. Y de otro, habilita un espacio libre de preocupaciones, que termina convirtiéndose en un saludable descanso mental.

Beneficios de hacer deporte

El deporte es un agente poderoso contra la apatía, además de mejorar la imagen corporal cuando se lleva a cabo de forma regular y junto con una alimentación saludable. Porque verse mejor físicamente tiene efectos positivos sobre la autoestima.

  • Su efecto analgésico y de desactivación cognitiva se traduce en una mejora general del carácter. Si conseguimos superar la pereza y el cansancio inicial, hacer ejercicio supone la consecución de un logro, que redunda en la confianza y motivación de la persona para enfrentarse a otras situaciones.
  • Se ha demostrado que el deporte ayuda a eliminar de la sangre sustancias nocivas que se acumulan durante el estrés.
  • Respecto a la depresión, diferentes estudios científicos indican la importancia del ejercicio físico, debido a que potencia la segregación de endorfinas (neurotransmisores que modulan el dolor y provocan sensaciones placenteras). Por ello, se sigue investigando sobre qué tipo de ejercicio es más beneficioso y con qué frecuencia e intensidad hay que realizarlo, ya que resulta ser terapéutico, de bajo coste, relativamente seguro y con menos efectos secundarios que los tratamientos farmacológicos
  • También aporta beneficios al sistema digestivo ya que mejora el vaciado gástrico y la sensación de pesadez y saciedad precoz y aumenta el tránsito intestinal mejorando el estreñimiento.
  • Hacer deporte produce una serie de sustancias antiinflamatorias (citokinas) que hacen que mejoren los síntomas del colon irritable, tanto el dolor y la distensión como la diarrea y el estreñimiento.
  • Disminuye los niveles de ansiedad aumentando los niveles de serotonina. Reduce la sensación de hambre y mejora los síntomas digestivos como la aerofagia (eructos).
  • Finalmente, al aumentar el gasto energético, el deporte ayuda a controlar o estabilizar el peso y, por tanto, a mejorar los síntomas por reflujo gastroesofágico.

¿Qué cosas debo tener en cuenta si sufro del corazón para hacer ejercicio?

Desde el ámbito cardiovascular, en concreto en lo referido a tensión arterial, frecuencia cardiaca y circulación sanguínea, es conveniente tener en cuenta que el deporte debe realizarse de forma reglada y regulada. Es decir, periódicamente (no los domingos, sin atracones) y con intensidad moderada y sin sobreesfuerzos extremos. El ejercicio no solo modula el aparato circulatorio, mejorando el control de la tensión arterial sino que además las personas que regularmente hacen ejercicio tienen tendencia a tener más bradicardia (menos latidos por minuto) que sin duda disminuye el consumo de oxigeno del miocardio. Del mismo modo, el ejercicio ayuda al bienestar psíquico de las personas, que es también importante para el sistema cardiovascular.

¿Por qué es importante hacer deporte?

Todas estas mejoras se traducen en una consecuencia fundamental: el deporte aumenta la esperanza de vida entre cuatro y cinco años. Según la OMS, más del 80% de la población adolescente del mundo no tiene un nivel suficiente de actividad física, lo que se convierte en uno de los principales factores de riesgo de mortalidad y de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes. Las personas que no hacen suficiente ejercicio físico presentan un riesgo de mortalidad entre un 20% y un 30% superior al de aquellas que son lo suficientemente activas.

La OMS recomienda para adultos de 18 a 64 años de edad practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa. La longevidad de los atletas olímpicos es mayor en 7 años que la de los individuos de su generación.
Parece cada vez más demostrado que lo importante de la práctica deportiva no es tanto la intensidad con la que se practica como el componente social que supone. Las actividades físicas que realizamos acompañados por otras personas tienen un efecto más positivo sobre la salud y alargan la vida. El tenis es el que más puede alargar la vida, nada menos que en 9,7 años; le sigue el bádminton con 6,2 y el fútbol con 4,7 años. Los deportes en solitario no dejan de tener una influencia positiva. La natación hace ganar 3,4 años, la carrera, 3,2, y la gimnasia 3,1.

Ninguna otra estrategia terapéutica, incluso las farmacológicas y nutricionales, consiguen tantos efectos saludables sobre el organismo como el ejercicio físico. No sólo evita padecer enfermedades, si no que mejora la calidad de vida puesto que aumenta el umbral del dolor y la tolerancia al mismo, da sensación de placer, menos susceptibilidad al estrés y más autoestima y función cognitiva.

¿Cuando es necesario preguntarle al médico qué tipos de deporte puedo hacer?

Los adultos con enfermedades crónicas también verán mejorada su salud si pasan de la categoría «sin actividad» a la de «cierto nivel» de actividad. En patologías cardiovasculares es donde hay mayores evidencias científicas sobre la bondad de los ejercicios físicos para la rehabilitación de estos pacientes. La actividad física regular y en los niveles recomendados por la OMS mejora la salud tanto en personas sanas como si ya tienen enfermedades crónicas, ya que mejora el estado muscular y cardiorrespiratorio y la salud ósea, reduciendo el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer, depresión y el riesgo de caídas y de fracturas vertebrales o de cadera.

La actividad física es pues beneficiosa en personas con enfermedades crónicas, pero se aconsejan métodos de entrenamiento específicos para cada persona, como por ejemplo si tienes problemas de próstata y enfermedad, con ejercicios aeróbicos que varían en fuerza y potencia.

Validado por: Sanitas Hospitales

Compartir

Categorías Relacionadas

Dr. César Morcillo Serra
Especialista en Medicina Interna en el Hospital Sanitas CIMA.
Dr. Ángel Juárez
Jefe de Servicio de Cirugía Plástica y Estética del Hospital la Zarzuela de Madrid.
Dra. Cristina Villegas
Jefa de servicio de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.
Descubre a través de nuestros consejos de salud cómo llevar una vida sana y consulta todos los temas de salud que hemos desarrollado para ti.
Mujer
Conoce a fondo el mundo femenino
Hombre
Conoce a fondo el mundo masculino