El reconocimiento médico deportivo es recomendable para todas las personas que van a realizar una actividad física con regularidad, sobre todo si se trata de deportes exigentes o si se va a participar en pruebas deportivas, ya sea a nivel profesional o aficionado.

Se recomienda especialmente en quienes nunca han practicado deporte y quieren empezar a realizar alguna actividad.

El reconocimiento médico deportivo

Es importante acudir a un centro  que cuente con una unidad especializada en Medicina del Deporte.

Este reconocimiento médico deportivo debe llevarlo a cabo un especialista en medicina deportiva.

Esta persona supervisará todas las  pruebas específicas que vayamos a realizar, además de analizar nuestros antecedentes.

Historia clínica

En el centro al que acudamos a realizarnos reconocimiento médico deportivo cumplimentará nuestra historia clínica:

  • Los medicamentos que tomamos.
  • Suplementos (vitaminas, minerales…).
  • Enfermedades.
  • Lesiones que hayamos tenido.
  • Otros síntomas que puedan ser preocupantes, como desmayos, mareos o dolor en el pecho.

La evaluación física

A continuación nos hará una evaluación física a través de varias pruebas, como la exploración activa y pasiva del aparato locomotor, la medición de la presión arterial, un estudio antropométrico y una valoración nutricional.

Estudio de la salud cardiaca

También en el reconocimiento médico deportivo se valorará la salud de nuestro corazón, lo que nos ayudará a prevenir posibles trastornos cardiovasculares e incluso a detectar alguna patología cardiaca que permanezca oculta o que pueda poner en peligro nuestra salud si la actividad física que hacemos es muy exigente.

El estudio de la salud cardiaca del reconocimiento médico deportivo incluirá:

  • Un ecocardiograma para ver la morfología del corazón y el estado de las válvulas cardiacas.
  • Un electrocardiograma para evaluar el ritmo cardiaco y detectar posibles arritmias.
  • Una espirometría para comprobar la función pulmonar.
  • Una prueba de esfuerzo (ergometría).
  •  Un estudio cineantropométrico.

Este reconocimiento médico deportivo se puede completar con un estudio y valoración de la técnica de carrera con el analizador RUNMATIC.

Con toda la información recabada el especialista en medicina del deporte elaborará un informe con las recomendaciones médicas personalizadas y adaptadas a nuestro caso concreto, lo que nos permitirá llevar a cabo el programa de entrenamiento con total seguridad.

Algunas de estas recomendaciones del reconocimiento médico deportivo nos ayudarán a elegir el deporte que más nos conviene, a determinar la duración e intensidad del ejercicio y a protegernos de posibles lesiones. Asimismo, recibiremos consejos nutricionales para conseguir la máxima energía durante los entrenamientos y las pruebas deportivas en las que participemos.