Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

Laparoscopia por Puerto Único

 Laparoscopia por Puerto Único

Las técnicas quirúrgicas han avanzado mucho en los últimos años. La cirugía abierta se emplea para casos muy determinados y el tamaño de las incisiones para llegar a la zona a tratar son cada vez menores. De hecho, ahora se pueden extraer un número importante de órganos con lo que se denomina Puerto Único, es decir, haciendo una pequeñísima incisión. En ocasiones, ésta se hace muy cerca del ombligo, lo que minimiza aún más el daño estético. Con esta cirugía se pueden operar los riñones, la vejiga, la próstata…, siempre y cuando se haga una buena selección de los pacientes. Por eso, los beneficios de esta técnica van en función de si se ha estudiado bien a los pacientes que se pueden someter a ella. La valoración inicial por un equipo de especialistas en Urología es clave para que los resultados sean los esperados, que siempre dependerán de las características y el estado de salud general del paciente.

Hay que tener en cuenta que la cirugía laparoscópica ha revolucionado el campo de las intervenciones quirúrgicas y lo ha hecho aún más la laparoscopia por Puerto Único, que en inglés se conoce con las siglas LESS (Laparoendoscopic Single Site).

Además de que las cicatrices son mínimas, esta técnica ofrece otras ventajas:

  • Acorta el tiempo medio de estancia en el hospital. Además recuperar las actividades diarias antes, se reducen los costes hospitalarios. Si todo va bien y dependiendo de la intervención, al día siguiente se puede volver a casa
  • Las hemorragias durante la cirugía son mucho menores. Eso hace que no haya que poner transfusiones
  • Se reduce el riesgo de infección de las heridas, ya que las cicatrices son mucho menores
  • El paciente se recupera antes y percibe mejor su recuperación. Esto hace que mejore el estado general de salud y se encuentre más animado para afrontar el postoperatorio

 

Pero tienes que tener en cuenta que después de la cirugía puedes tener molestias intestinales y de otro tipo, dependiendo de la intervención. Antes de volver a tu rutina, debes seguir las recomendaciones que te ofrece tu equipo de urólogos, porque aunque se trate de una cirugía que no es muy agresiva no deja de ser una intervención quirúrgica. Volver a la normalidad es más rápido pero requiere de un tiempo. En el postoperatorio debes ser obediente, porque de eso dependerá tu recuperación. Hay que seguir los pasos marcados para conseguir los objetivos quirúrgicos y resolver el problema de la mejor forma posible.