Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

Litotricia Endoscópica por Láser de Holmium para tratar la litiasis urinaria

Litotricia Endoscópica por Láser de Holmium para tratar la litiasis urinaria

La litiasis renal se conoce comúnmente como piedras en el riñón o cálculos renales.

Estas piedras compuestas de sales y minerales que están en la orina y los hay de diferentes clases y tipos. Empiezan a plantear problemas cuando salen de los riñones y obstruyen las vías urinarias, dando lugar en la mayoría de los casos a un fuerte dolor; lo que se conoce como cólico nefrítico. Ese dolor se produce en forma de espasmos, es decir que va variando su intensidad y se puede desplazar desde la zona inferior de la espalda, más o menos donde están los riñones, hasta el abdomen.

Para eliminarlos se cuenta con la ayuda de la litotricia, que consiste en romper y fragmentar los cálculos para que puedan salir por el tracto urinario sin dificultad y sin producir tanto dolor. Pero no todos los cálculos son susceptibles de romperse con la litotricia externa. Para los cálculos resistentes se cuenta con la litotricia endoscopia con láser Holmium.

Con unos dispositivos pequeños y flexibles, que se denominan ureteroscopios se llega a la zona donde están los cálculos; bien en el riñón o en el uréter. Una vez localizadas las piedras, se procede a su eliminación con la emisión de ondas de choque que produce el láser Holmium. Su desintegración no viene de la mano de las ondas, sino del calor que emite y hace que el agua de la piedra desaparezca, se vaporice. Dependiendo de donde esté situado el cálculo, su tamaño y su composición, se utiliza una frecuencia o dosis distinta.

Si son de un tamaño grande se pueden extraer para evitar molestias mayores, pero normalmente se desintegran y se eliminan a través de la orina. Para eso, se deben seguir las recomendaciones del equipo de especialistas en Urología que lleva a cabo todo el procedimiento, donde se incluye beber líquido, fundamentalmente agua, para facilitar la expulsión.

Hay que recordar que entre el 10 y el 12 por ciento de la población tendrá a lo largo de su vida un cálculo renal y se dan sobre todo a partir de los 20 años y hasta los 40. No se sabe muy bien porqué aparecen más en unas personas que en otras y qué se puede hacer para prevenirlos. Mientras tanto debemos saber que gracias a la litotricia se ha mejorado considerablemente la calidad de vida de estos pacientes y con la aparición de la litotricia endoscópica por láser Holmium aún más, ya que llega donde la extracorpórea no logra resolver el problema y desintegrar los molestos cálculos.