Mi hijo no come: ¿Qué hacer?

Escrito por: Dra. Begoña Arias

Jefa de Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela

Compartir

En casi el 30% las consultas de pediatría, los padres trasladan al pediatra su preocupación porque su hijo no come todo lo que ellos deseaban.  Para conocer la razón es fundamental que la persona especialista realice una entrevista y valoración completa para confirmar si el niño no está comiendo lo que necesita. Además de una exploración completa, el pediatra debe preguntar a los padres por la forma de alimentación del niño, el tiempo que se le ofrece y cuáles son los hábitos que siguen.

Si se comprueba que el niño está comiendo poco, se tiene que aclarar si se debe a un problema de salud, este hecho se da normalmente solo entre en 1% y 2% de los casos.

Casi siempre, tras la evaluación detallada del pequeño y de sus hábitos alimentarios  no se suele localizar un problema real, sino  más bien se encuentran pautas erróneas de alimentación.

Mi bebe no quiere comer

Cuando los niños son pequeños, dentro del periodo de lactancia, se tiene que descartar antes de nada problemas de alergia a proteínas de leche de vaca, reflujo gastroesofágico y otras enfermedades. Frecuentemente existe una demora en la introducción de alimentos en trozos , por el miedo que tienen los padres a que los niños se atraganten. Se detecta por ello una dificultad para la transición de alimentos semisólidos a sólidos.

También pueden surgir algún inconveniente cuando se intenta incluir nuevos alimentos a niños un poco más mayores, en ocasiones se debe a que son muy selectivos con la comida, en particular con la fruta y verdura. Como consecuencia, estos niños pueden estar más expuestos a un exceso de hidratos de carbono, por lo tanto a tener obesidad en el futuro.

En el momento que un niño comienza a no comer de forma adecuada, los padres empiezan a sentir frustración y nerviosismo durante las comidas, logrando que a este momento se le dedique más atención y tiempo, hecho que percibe el niño. Es conveniente recordar a los padres que la mayoría de los problemas con la alimentación suelen ser transitorios y se resuelve de forma sencilla. Hay que tener una actitud tranquila para ser transmitida al niño.

Consejos para que los niños coman de todo

Hay ocasiones  en que los padres al preocuparse porque el niño no come, le fuerzan a comer, esto puede provocar al niño una fobia secundaria a la alimentación. Por esa razón se debe hacer hincapié en que los padres tienen que enseñar a sus hijos hábitos alimentarios desde muy pequeños, ya que  los conservarán hasta que sean adultos.

La forma más conveniente para que los niños coman de todo

  • Hay que promover las comidas de forma ordenada, intentando que una comida al día sea con toda la familia, evitando distracciones como puede ser la televisión.
  • Cuando son pequeños, y están aprendiendo a comer solos, se le debe permitir al niño que toque la comida, ya que mejorará la percepción que tiene sobre los alimentos e incluso, dejarle que coma con las manos, ya que hace que los perciba de forma agradable. Poco a poco , adaptándose a su edad se introducen los cubiertos.
  • Es aconsejable ofrecerles cantidades pequeñas, puede servir como referencia el tamaño de su puño.
  • Es bueno presentar los alimentos de forma original y destacada, incluso que los niños participen en la elaboración.
  • No se debe forzar a comer , pueden ser hasta 15 veces los intentos para dar a probar un alimento nuevo .
  • Se debe dejar como mínimo 3 o 4 horas entre las comidas y no ofrecer alimentos entre horas.
  • No hay que enfadarse cuando el niño no come, hay que evitar los zumos o bebidas gaseosas antes de la comida.

Actualmente hay gran variedad de puntos de vista para tratar la conducta ante dificultades alimentarias, los padres pueden mediar de forma sencilla siempre aconsejados por los profesionales, utilizando estrategias como el refuerzo positivo. Es decir, se aconseja elogiar de forma positiva cuando se consigue por ejemplo que el niño coma nuevos alimentos, esos premios no tiene que ser siempre materiales, palabras de ánimo y alegría serán más efectivas que enfadarse. Debemos ser conscientes que los padres son los responsables de decidir qué, cuándo y dónde alimentar al niño, y el niño tiene la capacidad para elegir si quiere comer y cuándo quiere comer.

Aunque el niño no coma bien hay que poner en el plato una alimentación equilibrada y evitar objetos que puedan distraerle como la televisión, tablets, juguetes etc.


Categorias: Pediatría
Escrito por: Dra. Begoña Arias

Jefa de Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela

Compartir

Categorías Relacionadas

Servicio de Oftalmología Hospital Universitario La Moraleja
Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.
Dr. Ángel Juárez
Jefe de Servicio de Cirugía Plástica y Estética del Hospital la Zarzuela de Madrid.
Servicio de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja
Servicio de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja
Descubre a través de nuestros consejos de salud cómo llevar una vida sana y consulta todos los temas de salud que hemos desarrollado para ti.
Mujer
Conoce a fondo el mundo femenino
Hombre
Conoce a fondo el mundo masculino