Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

La prueba del talón en recién nacidos

La prueba del talón en recién nacidos consiste en obtener una muestra de sangre, que se recoge del talón del recién nacido, de ahí su nombre, para estudiar la posible presencia de enfermedades metabólicas que puedan afectar al desarrollo del niño.

Cuándo se realiza la prueba del talón en recién nacidos

Se suele hacer a los dos días de nacer, aunque existe un margen de entre 24 y 72 horas de vida.

El procedimiento

Con una lanceta se hace un pequeño corte en el talón del bebé y se aprieta un poco para recoger unas gotas de sangre que se examinarán para poder determinar la presencia de más de 26 enfermedades metabólicas, de las cuales éstas son las más frecuentes:

  • Hipotiroidismo
  • Fibrosis quística
  • Anemia de células falciformes
  • Errores innatos del metabolismo que implican al metabolismo de ácidos grasos, carbohidratos y aminoácidos, incluyendo galactosemia y fenilcetonuria.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita
  • Infecciones, como VIH o toxoplasmosis

La prueba del talón en recién nacidos se hace para poder detectar de forma precoz estas enfermedades, antes de que manifiesten sus síntomas. De esta manera se pueden empezar a tratar pronto y se puede evitar la aparición de problemas mayores o de una discapacidad.

Prueba sistemática

En España, la prueba del talón en recién nacidos se realiza de forma sistemática preferiblemente antes de que reciba el alta hospitalaria. Si sale positiva, se suele repetir para confirmar el diagnóstico de alguna enfermedad metabólica, que se contrasta con la realización de otras pruebas más especificas. A las tres semanas de su realización, los padres reciben los resultados. Si tienen que repetirla, deberán acudir de nuevo a su centro hospitalario y contactar con su pediatra para llevar a cabo la segunda prueba.

Prueba no dolorosa

Aunque el niño llore a la hora de realizarla, no es una prueba dolorosa. Pero es aconsejable que el bebé esté tranquilo y relajado para que no se sienta alterado por la prueba. Desde hace un tiempo, algunos expertos recomiendan que mientras se lleva a cabo la prueba del talón el niño esté mamando, ya que el ejercicio de la succión puede tener un efecto sedante. No obstante, no hay suficiente evidencia científica que valide este hecho, pero lo que está claro es que el recién nacido se encuentra seguro y tranquilo en los brazos de su madre.