Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Cómo son las pruebas de alergia?

Las pruebas de alergia son unos test que se llevan a cabo en la cara anterior de los antebrazos con diferentes alérgenos para saber si se tiene o no alergia a determinadas plantas, animales, alimentos, ácaros… Es la prueba que se necesita para saber si se sufre alguna reacción alérgica y qué es lo que puede producirla.

Las pruebas de alergia

Para llevar a cabo las pruebas de alergia se utilizan unos extractos líquidos donde se concentran los alérgenos.

Una vez que entran en contacto con la piel pueden reaccionar.

Si aparece una especie de picadura de mosquito, es que tienes alergia y dependiendo de cómo sea la reacción puedes tener más o menos. Una vez que se tiene la reacción, se marca alrededor con un rotulador para recoger la forma de la reacción cutánea.

Antecedentes

Antes de hacerte las pruebas de alergia debes comentar a tu alergólogo si estás tomando algún medicamento de forma regular, ya que algunos pueden afectar a los resultados. Esto es especialmente importante si tomas algún antihistamínico, ya que alteran los resultados de las pruebas cutáneas.

Hay que tener en cuenta que algunos antigripales o anticatarrales incluyen estas sustancias que no sabemos. Por eso, es necesario decirle al médico los medicamentos que estamos tomando.

 

Tras las pruebas de alergia

Las pruebas de alergia son seguras y, en líneas generales, no presentan problemas. El paciente solo sentirá cierto picor o irritación en la piel, que desaparecerá a las pocas horas, ya que la cantidad de alérgeno que se utiliza es muy pequeña, la suficiente para saber si somos alérgicos o no.

Al terminar, la enfermera limpia la cara interior del antebrazo donde se ha hecho la prueba cutánea para eliminar cualquier rastro de los alérgenos y de tinta del rotulador.

Si la reacción es muy fuerte pueden darte alguna pomada con antihistamínicos para paliar la reacción, pero los signos externos desaparecen a las horas. Normalmente, tienes que quedarte en la consulta un tiempo prudencial para constatar que la reacciones alérgicas desaparecen antes de irte. Ante la presencia de estos síntomas debes consultar con un médico:

  • Fiebre.
  • Mareos.
  • Dificultad para respirar.
  • Una erupción generalizada.
  • Hinchazón en la cara, los labios o la boca.
  • Dificultad al tragar.

Etiquetas: Alergias