¿Qué es la intolerancia al gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en los cereales, sobre todo en el trigo, centeno, cebada, avena… Es importante saber que muchos alimentos procesados pueden tener trazas de estos cereales y, por lo tanto, contener gluten.

Cuando una persona con intolerancia al gluten come algún alimento que tiene gluten su sistema inmunitario genera una respuesta dirigida contra el intestino delgado. Allí provoca daño en las vellosidades del intestino, que son necesarias para la absorción de los alimentos.

Sensibilidad al gluten no celiaca

La sensibilidad al gluten no celiaca es un trastorno que se presenta con síntomas localizados en el sistema digestivo y fuera de él. La peculiaridad es que los síntomas que causa son similares a los de la enfermedad celiaca, pero la biopsia no muestra signos de celiaquía.

Lo que está claro es que es un trastorno que aparece cuando la persona afectada toma algún alimento con gluten, por lo que el tratamiento más adecuado es eliminarlo de la dieta. Para el diagnóstico de la sensibilidad al gluten no celiaca se recomienda eliminar el gluten de la dieta y ver si se produce una mejoría de sus síntomas, que suelen ser sensación de hinchazón y dolor abdominal, y estreñimiento combinado con fases de diarrea. A esto hay que añadir los síntomas extraintestinales, como el cansancio, el dolor de cabeza, las lesiones cutáneas, la anemia y problemas de ansiedad y depresión.

Test de intolerancia alimentaria

Síntomas de la intolerancia al gluten

Cuando una persona con celiaquía consume gluten no es capaz de absorber adecuadamente los nutrientes y aparecen diversos síntomas.

La celiaquía o intolerancia al gluten también puede aparecer en adultos. Los síntomas de la intolerancia al gluten más comunes entre los adultos son:

  • Anemia por deficiencia de hierro.
  • Fatiga sin causa conocida.
  • Dolor óseo y articular.
  • Artritis.
  • Osteoporosis o pérdida de masa ósea.
  • Problemas hepáticos y de las vías biliares.
  • Depresión o ansiedad.
  • Neuropatía periférica que se traduce en hormigueo, entumecimiento o dolor en las manos y los pies.
  • Cefaleas.
  • Cambios en la menstruación.
  • Problemas de infertilidad.
  • Abortos espontáneos recurrentes.
  • Aftas en la boca.
  • Lesiones cutáneas.

Síntomas de la intolerancia al gluten en niños

Los síntomas más frecuentes de la intolerancia al gluten en niños son:

  • Hinchazón y dolor abdominal.
  • Diarrea crónica.
  • Vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Heces blancas y malolientes.
  • Anemia por deficiencia de hierro.
  • Pérdida de peso.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad y problemas de comportamiento.
  • Alteraciones en el esmalte dental.
  • Retraso en el crecimiento y la pubertad.
  • Baja estatura.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Hay que tener en cuenta que en los bebés la intolerancia al gluten se manifiesta con problemas digestivos, como diarrea o estreñimiento, y con problemas de crecimiento, ya que la falta de absorción de ciertos alimentos lleva consigo alteraciones en el desarrollo propio del bebé.

Diagnóstico Intolerancia al gluten

Para llegar a un  diagnóstico de la enfermedad celiaca es necesario hacer una biopsia intestinal. Esta prueba, que consiste en analizar las vellosidades que hay dentro del intestino, es la clave para determinar si están dañadas a consecuencia de la intolerancia al gluten o si, por el contrario, las lesiones se deben a otra enfermedad del sistema digestivo.

A esta prueba hay que añadir que la persona afectada tenga los síntomas antes descritos, anticuerpos específicos para la celiaquía y cuente con presencia de los haplotipos de HLA DQ2 y DQ8. 

Malabsorción por la intolerancia al gluten 

Una de las consecuencias más relevantes de la intolerancia al gluten es que la persona con celiaquía no absorbe correctamente los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Por eso, el primer signo de alarma de esta mala absorción son las diarreas y trastornos digestivos que se relacionan con el consumo de alimentos que contienen gluten.

Preguntas frecuentes sobre la intolerancia al gluten

Para saber si eres intolerante al gluten se debe hacer un estudio de los haplotipos HLA-DQ2 y DQ8 relacionados con esta intolerancia. El diagnóstico se confirma con una biopsia del intestino delgado, que muestra si hay daño en las vellosidades intestinales. Lo correcto es tomar entre 4 y 6 muestras de distintas localizaciones para cerciorarse del resultado. 

La prueba de intolerancia al gluten se hace tomando una muestra de sangre para analizar los haplotipos HLA-DQ2 y DQ8, que son los relacionados con la enfermedad celiaca o intolerancia al gluten

El diagnostico de la intolerancia al gluten se hace con la prueba genética de intolerancia al gluten, donde se determinan los haplotipos HLA-DQ2 y DQ8, con una biopsia de las vellosidades intestinales y con la determinación de la presencia de síntomas digestivos y extradigestivos en el paciente.

Load More