La resonancia magnética ofrece información muy valiosa sobre patologías que no se pueden visualizar con otras técnicas de imagen, como por ejemplo la ecografía o el TAC.

La resonancia magnética

La resonancia magnética es una prueba diagnóstica con la que se obtienen imágenes detalladas del organismo, en dos y tres dimensiones y desde cualquier perspectiva.

Zona de la cabeza

Se suele hacer, generalmente, sobre una parte concreta del organismo en la que se sospecha que existe alguna alteración o patología.

Por ejemplo, si se trata de la cabeza puede realizarse para detectar tumores, aneurismas o lesiones nerviosas.  Es también muy útil para estudiar diversas enfermedades oculares, en los oídos, en el cerebro, en las arterias coronarias y, asimismo, en casos de cáncer de mama o de pulmón.

Zona abdominal y pelvis

Si se trata de una resonancia magnética en la zona abdominal y la pelvis, permite estudiar órganos como el páncreas, el hígado, los riñones, el útero, los ovarios o la próstata.

Diágnóstico en los vasos sanguíneos

También se pueden ver muy bien los vasos sanguíneos y localizar trombos, aneurismas, malformaciones o hemorragias. Por otra parte, la resonancia es habitual para el diagnóstico de patologías articulaciones, como la artritis, las fracturas y roturas de ligamentos, tendones o cartílagos.

El procedimiento

Durante la resonancia magnética el paciente se recuesta en una camilla que a continuación se desliza dentro de un aparato con forma de túnel.

No es una prueba dolorosa pero sí puede resultar claustrofóbica para algunas personas.

El paciente debe permanecer inmóvil para que el resultado de la prueba será útil y, dependiendo de la zona a estudiar, puede durar de 15 minutos a una hora.

En la actualidad hay máquinas de resonancia magnética abiertas que disminuyen la sensación de claustrofobia.

Resonancia magnética por contraste

En ocasiones para realizar resonancia magnética  se administra al paciente un contraste por vía intravenosa, que es un líquido que resalta los órganos y permite obtener una imagen más nítida.

Contraindicaciones 

Antes de la resonancia magnética el paciente recibirá información sobre cómo se realiza y las posibles contraindicaciones.

La resonancia magnética no está indicada en las embarazadas y en las personas que tienen en su cuerpo objetos metálicos, balas, perdigones, marcapasos, desfibriladores, prótesis, implantes cocleares o cualquier otro dispositivo metálico.