Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Cuándo son necesarias las radiografías?

Las radiografías se llevan utilizando hace ya más de un siglo y los avances de la técnica han permitido que cada vez se utilice menos radiación y los aparatos con las que se llevan a cabo sean más pequeños, precisos y ofrezcan imágenes más nítidas. La radiografía es una técnica de imagen que permite ver el interior de nuestro cuerpo.

Diágnóstico

Las radiografías se utilizan para diagnosticar muchas patologías , pero sobre todo para ver si tenemos algún hueso roto y lesiones en los órganos internos. De hecho, es una prueba diagnostica que se emplea con frecuencia en los servicios de urgencias para descartar de forma rápida muchas enfermedades y conocer el estado de salud.

Preparación

La mayor parte de las radiografías  no requieren una preparación especial, por eso pueden hacerse en los casos que el médico lo considere necesario. Lo único que no puedes llevar son objetos de metal, como pendientes, collares o anillos, y debes tener descubierta la zona donde se te va a hacer la radiografía. Dependiendo de la zona a estudiar, el paciente está de pie o echado en una camilla.

Funcionamiento

De esta forma, el aparato de rayos emite una pequeña cantidad de radiaciones que pasa al cuerpo, de esta forma, los huesos y las posibles lesiones de órganos bloquean los rayos que aparecen en tonos más claros en la radiografía, mientras que el aire de los pulmones se ve más oscura.

Mientras se disparan los rayos X el paciente tiene que estar quieto sin moverse y sin respirar, es la forma más segura de que la imagen sea correcta. Antes de tomar la radiografía, el técnico de imagen colocará al paciente en la posición adecuada teniendo en cuenta la zona a estudiar.

Radiografías de contraste

Algunas veces, se necesita recurrir a las radiografías de contraste para ver mejor la estructura de un órgano concreto.

El contraste se puede poner por vía oral (el paciente lo bebe), por vía intravenosa (se le pone a través de una inyección) o por vía rectal (se introduce por el ano con un enema). Una vez que el contraste ha llegado a los órganos que se quieren estudiar, se disparan los rayos X que penetran en el cuerpo. El contraste se elimina a través de la orina sin problemas.

Contraindicaciones de las radiografías

Es importante recordar que las radiografías no están indicadas en embarazadas. Si eres mujer y piensas que puedes estar embarazada, aunque no tengas confirmación, debes comunicárselo a tu médico y no hacerte una radiografía.