Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Por qué es tan importante reconocimiento ginecológico?

El reconocimiento ginecológico es un procedimiento indispensable para cuidar de la salud de los órganos genitales de la mujer.

El reconocimiento ginecológico

Los ginecólogos recomiendan realizar un reconocimiento ginecológico de manera general a partir de los 25 años, aproximadamente, y a todas las mujeres que tengan relaciones sexuales sin importar su edad.

Asimismo, es fundamental el control de las mujeres embarazadas, tanto durante la gestación como en el postparto.

1. Exploración visual

En un reconocimiento ginecológico de este tipo el ginecólogo realizará una exploración visual que consiste en un examen del aparato genital (vulva, vagina, matriz, cuello del útero, etc.) seguida de una citología cervical.

2. Citología

La citología es una prueba diagnóstica incluida dentro del reconocimiento ginecológico, en la que se toma una muestra de células del cuello del útero para analizarlas posteriormente en el laboratorio y descartar cualquier alteración.

3. Colposcopia

Tras una citología el ginecólogo puede realizar una colposcopia, prueba que permite visualizar a mayor tamaño el cuello del útero y detectar de manera precoz posibles lesiones precancerosas o ya tumorales con gran precisión. Durante esta prueba también se puede hacer una biopsia de la zona sospechosa para su posterior análisis.

4. Ecografía vaginal

Finalmente, ginecólogo realizará una ecografía que le dará información muy valiosa sobre el estado de nuestro sistema reproductor (útero y ovarios), detectando posibles miomas o pólipos, tumores en el útero o cáncer de ovario en sus primeras fases, cuando todavía es asintomático.

5. Exploración mamaria

Asimismo, completará el examen con una exploración mamaria con el fin de detectar bultos o nódulos y si es conveniente recomendará pruebas adicionales, como una mamografía o análisis bioquímicos u hormonales.

6. Acudir rápido si hay molestias

Siempre que una mujer sienta molestias en la vagina, alteraciones en la menstruación, aparición de bultos en la vulva o las mamas, sangrado vaginal después de la menopausia o sospeche de una enfermedad de transmisión sexual, debe acudir al ginecólogo para evaluar su estado de salud.

Periodicidad

Se recomienda al menos un reconocimiento ginecológico una vez al año, ya que hay muchas alteraciones que son asintomáticas y cuando por fin aparecen los síntomas la enfermedad puede estar avanzada. Estas revisiones son esenciales como forma de prevención y detección precoz de muchas patologías , como el cáncer de cuello de útero.