Saúl Craviotto es un piragüista y policía español que ha obtenido varias medallas olímpicas en las distintas disciplina de kayak. También fue tres veces campeón del mundo en el campeonato a nivel internacional de piragüismo y tiene 6 medallas a nivel europeo. Ha hablado con Tus Dudas de Salud sobre la vida la saludable y los reconocimientos médicos.

Tus dudas de salud: Todos hablamos de la prevención, de cuidar de nuestra salud, pero a veces comenzamos hacernos pruebas cuando notamos síntomas de que algo no va bien, ¿Qué opinión tienes sobre este tema?, ¿te ha pasado alguna vez?

Saúl: Pues bueno, yo creo que sí, que al final el ser humano tiende a ir al médico cuando tiene la dolencia, y bueno al final es como dice el dicho: “es mejor prevenir que curar”. Creo que es importante hacernos chequeos de vez en cuando y prevenir la enfermedad, la lesión o la dolencia antes de ir ya con el dolor o con lo que te pueda pasar.

TDDS: Como sabemos que te encanta la cocina, además de una  buena alimentación, ¿qué rutina mínima recomiendas para tener una vida más saludable?

Saúl: Para tener una vida saludable es bueno tener rutinas y buenos hábitos de alimentación como comentas.  Al final es comer de todo, saludable, limpio y tampoco obsesionarse con la comida ni con nada. Pero, además de una buena alimentación, hay que hacer ejercicio.

Yo entreno de lunes a sábado, 5 o 6 horas al día, pero los que no sean deportistas de élite pueden hacer 3 o 4 días a la semana, una sesión de 45 minutos o una horita de ejercicio, salir a correr o gimnasio. Al final tener una rutina así es muy bueno para el físico y también para la cabeza. Es decir, que es muy muy recomendable.

TDDS: ¿Podrías decirnos cuándo te realizaste tu primer reconocimiento médico? , ¿recuerdas qué edad tenías?

Saúl: Pues lo haría cuando fui al equipo nacional Sub-18, cuando tenía unos 15 o 16 años, y fui a la BLUME (la residencia de deportistas de Madrid) y ahí creo que fue mi primer chequeo. Me midieron un poco todo: antroprometría, huesos, altura, analítica, el corazón, etc.

TDDS: Como deportista de élite, supongo que te realizarás de forma periódica algún reconocimiento médico, ¿nos podrías decir cada cuánto? (lo ideal es pasar un chequeo médico exhaustivo cada año)

Saúl: El reconocimiento médico completo lo hago una vez al año, que son los que tienen el electrocardiograma que miran el corazón, también tiene estudio de la pisada… Vamos, te miran todo. Un chequeo general con analíticas, prueba de esfuerzo, etc. Esto una vez al año, pero después, durante el año, depende de la temporada y lo que busque el entrenador en cada momento, solemos hacer como dos o tres pruebas de esfuerzo más. En total solemos hacer unas cuatro revisiones anuales fuertes.

TDDS: Desde tu punto de vista, ¿qué prueba consideras clave dentro de un reconocimiento médico?

Saúl: Para mí, como deportista de élite, quizá la prueba de consumo de oxígeno, que es una medición que nos viene muy bien a nosotros; y la del pulso, con los latidos del corazón y todo eso.

Sacamos información que luego a la hora de nuestro día a día en el entrenamiento durante todo el año, nos permite que al llevar un pulsómetro nos ayude mucho a no pasarnos de pulso, y tampoco quedarnos cortos.

TDDS: Al tener una agenda tan apretada, suponemos que agradeces muchísimo que en una mañana puedan hacerte un chequeo completo, ¿no?

Saúl: La verdad es que sí, que con la agenda que tengo, si en una mañana te pueden hacer un chequeo completo y salir de ahí tranquilo se agradece mucho, y es lo que suele durar. No requiere varios días, y en una mañana puedes salir con una información que es vital.

TDDS: Por tu experiencia, ¿crees que un reconocimiento médico es útil para cualquier persona o solo para deportistas?

Saúl: Para deportistas de élite como mi caso, es esencial y básico. Y es que no concibo que no se haga. Llevo 20 años en el equipo nacional y, por tanto, 20 años haciéndolo. Y para una persona que no sea deportista de élite pues me parece igual de importante. Es como llevar el coche al taller: tú lo llevas y sales de allí sabiendo que tiene el amortiguador bien, la rueda bien, el motor bien; y sales de allí satisfecho y con seguridad.

Pues al final nuestro cuerpo es nuestra máquina, y salir de un reconocimiento médico sabiendo que estás bien te aporta felicidad, es esencial. O si tienes alguna dolencia, enfermedad o lo que sea, es importante también saberlo cuanto antes para combatirlo.