Ovocito: Definición y tipos

La definición de ovocito puede resultar un poco complicada, ya que es un término que se emplea como sinónimo de otros : óvulo, gameto femenino, oocito.  todos ellos en el contexto del proceso de reproducción humana.

Básicamente, los ovocitos se pueden definir como las células sexuales femeninas, que son producidas en el interior de cada ovario mediante un proceso llamado ovogénesis.

Características de un ovocito

El ovocito posee una serie de características que lo hace peculiar:

• Su tamaño es microscópico (aproximadamente 80 micras o milésimas de milímetro).
• Es más grande que el espermatozoide, su “homólogo” masculino.
• No tiene movilidad propia, sino que depende de los movimientos de contracción y dilatación del útero.
• Tiene tres capas: la corona radiada, la zona pelúcida y la membrana plasmática. Todas ellas son importantes en el proceso de fecundación.

Ovocito primario y ovocito secundario

Una de las principales peculiaridades de los ovocitos es que se producen en dos fases o etapas: la primera, durante el desarrollo embrionario de cada mujer (antes de nacer); en este caso se habla de ovocito primario.

Esta producción queda detenida (en una especie de stand by) hasta que llega la pubertad, momento en que el ovocito secundario reanuda ese proceso que se inició cuando la mujer aún no había nacido, y continuándola todos los meses, coincidiendo con el momento de la ovulación.

Esta existencia de ovocitos primarios y secundarios está directamente relacionada con otra cuestión importante, sobre todo en mujeres que retardan el momento de la maternidad: el de la reserva ovárica.

Al nacer, cada mujer tiene “almacenados” en sus ovarios entre 200.000 y 400.000 folículos primordiales, dentro de los cuales se forman los ovocitos. Se estima que de esos miles de folículos, aproximadamente unos 400 maduran y expulsan su óvulo desde el inicio de la menstruación (menarquia) hasta la llegada de la menopausia.

El resto sufre un proceso de degeneración o desaparición llamado atresia. Como consecuencia de ello, la reserva ovárica va disminuyendo con la edad, de forma que se calcula que a los 35 años, la mayoría de las mujeres ya sólo disponen de un 10% de los ovocitos con los que nacieron y, además, estos son de peor calidad.

Esta es la razón por la que a partir de esta edad a la mayoría de las mujeres les resulta más difícil quedarse embarazadas y también por la que hay más posibilidades de que se presenten complicaciones durante la gestación.

Ovocito fecundado

Hay otra tipología de ovocito es aquél que se forma como consecuencia del proceso de reproducción. Tiene su origen en un ovocito que, tras ser producido en el interior de un folículo y puesto en circulación durante la ovulación, consigue ser alcanzado por un espermatozoide, el cual consigue penetrar las tres capas del ovocito, transfiriéndole toda la información genética y dando lugar a una nueva célula, el ovocito fecundado. Éste, que recibe el nombre de cigoto, tiene la peculiaridad de que contiene en su interior, a partes iguales, los cromosomas femeninos y masculinos.

Este ovocito fecundado continúa desarrollándose hasta que, en forma de embrión, se implanta en el útero, dando inicio al embarazo.
Si te estás sometiendo a un procedimiento de reproducción asistida, ya sabrás la importancia que tiene determinar la reserva ovárica (es decir, la cantidad de ovocitos de la que dispones en este momento para conseguir el embarazo).

El dato más fiable en este sentido es el recuento de folículos, y para conseguir que éstos sean lo suficientemente numerosos y alcancen el tamaño adecuado, lo habitual es recurrir a un tratamiento de estimulación ovárica.

El objetivo es obtener, después de la ovulación, y en un procedimiento llamado punción ovárica, un número de ovocitos suficiente para, mediante un proceso de fecundación in vitro (FIV) unirlos a los espermatozoides y conseguir un embrión.

Respecto a este procedimiento, debes tener en cuenta que:

• Aunque es muy importante la calidad y la cantidad de los ovocitos que se obtienen con estas técnicas, el factor más determinante es la edad de la mujer.
• La efectividad de la estimulación solo se puede comprobar tras la punción folicular, cuando se abre el folículo y se comprueba la calidad del ovocito.
• Es habitual que cuando hay una reserva ovárica baja, el ovocito sea de baja calidad y, por tanto, no madure dentro del folículo.

Validado por : Dra. Ana Gaitero Martinez

Especialista en Ginecología y Obstetricia. Especialidad: Medicina de la Reproducción en el Centro de Reproducción Asistida Sanitas Alcobendas.

Compartir
Publicado por
Validado por : Dra. Ana Gaitero Martinez

Entradas recientes

Hospital de día: funcionamiento y utilidad

En la mayoría de las ocasiones, la administración de quimioterapia u otros fármacos intravenosos para el tratamiento del cáncer, se…

1 día antes

Biopsia testicular: dolor y postoperatorio

Cuando una pareja está siguiendo un procedimiento de reproducción asistida puede ocurrir que los especialistas consideren que el hombre debe…

3 días antes

Retrognatia mandibular: cómo corregirla con cirugía ortognática

La retrognatia mandibular consiste en una deformidad dentofacial en la cual la mandíbula o maxilar inferior está atrasado en relación…

4 días antes

Las partes del ojo

Partes del ojo y sus funciones Cornea: Tejido transparente de la capa externa del ojo que permite el paso de la…

4 días antes

Reducción de estómago: Opiniones tras la cirugía

Sentirse feliz tras la reducción de estómago es una buena señal. Después de una decisión que ha implicado un cambio importante…

4 días antes

Tipos de Cirugía Bariátrica

¿Qué es la cirugía bariátrica? La cirugía bariátrica integra un conjunto de procedimientos quirúrgicos que se emplean para tratar los…

4 días antes