La realidad es que no hay una respuesta científica a esto… Pues, sin duda, la mejor hora para correr es la que cada uno pueda. Sin embargo, a pesar de no ser una ciencia exacta, lo cierto es que si hay varios condicionantes a tener en cuenta cuando decidimos en nuestra rutina, la mejor hora para correr; Por ejemplo, el factor climatológico influye, y mucho, pues si hace mucho calor, ni gorra, ni crema solar, ni botella de agua a cuestas, la única y mejor opción es no salir a hacer ejercicio.

La alternativa, si es lo que te gusta, o si la mejor hora para correr para ti, es por las mañanas, es madrugar un poquito. Además, terminado el entrenamiento, tendrás todo el día por delante para dedicarlo a otras cosas: Trabajo, ocio, familia etc.

Por tanto, aunque no hay nada escrito sobre la mejor hora para correr, hacerlo por las mañanas ayuda a afrontar el día con optimismo y determinación, pues, cuando cumples con tu rutina de ejercicio y estiramiento adecuado, además de sentirte satisfecho, activas endorfinas y te llenas de energía.

Adelántate a los imprevistos y madruga un poco más

Acostumbrar al cuerpo a madrugar y hacer ejercicio, también ayuda mucho al desarrollo saludable de nuestra mente, pues esta estará más activa ante la cantidad de información que recibimos a diario, y preparada para trabajar a mayor velocidad, con menos consumo de neuronas.

Entre los beneficios de salir a correr por las mañanas:

  • Liberamos tensiones y aprovechamos el descanso de la noche para rendir mucho más en los entrenamientos previstos.
  • No acumulas la fatiga del día, pues recién salido de la cama, todavía no tienes la mente llena de las preocupaciones o cargas que se van sumando a lo largo de la jornada.
  • Evitamos los imprevistos, la reunión de última hora, ir al super a comprar la cena, visitas familiares imprevistas en casa, los niños, los deberes, atasco de vuelta a casa y mil condicionantes más que, en ocasiones, utilizamos de excusa para no entrenar cada día.

Por otro lado, la fiebre del running y las ganas de estar en forma, hace que los gimnasios, piscinas y parques públicos adelanten y aumenten sus horas de apertura. Así no hay quién tenga una razón de peso para no dedicar al menos, 45 minutos cada día a entrenar y hacer un poco de ejercicio, ya lo dice el refranero español a quien madruga…

#QueNadaTePare