Necesitamos eliminar las cataratas, ya  que son consecuencia del proceso natural de envejecimiento del ojo.

En este caso el cristalino se va volviendo opaco, empeorando poco a poco la visión. Dependiendo del tamaño o de la localización incluso pueden no percibirse. Los síntomas más comunes son visión borrosa o nublada, mayor sensibilidad a la luz o deslumbramiento, entre otras.

¿Se reproduce la misma catarata?

No, las cataratas una vez operadas no se reproducen. Sin embargo, la recuperación de la visión tras la cirugía dependerá de la situación de nuestros ojos. Si un ojo sano que ve el 100 %  y pierde visión al padecer una catarata, una vez operado vuelve a ver ese 100%. Pero, si, por ejemplo, por un deterioro en la retina el ojo ve un 60% y pierde visión por una catarata, después de la cirugía como máximo tendrá ese 60% de visión.

Esto quiere decir que el pronóstico visual dependerá del estado de la retina, nervio óptico etc. Por ello, el oftalmólogo examinará cada caso para valorar los beneficios que se pueden obtener del tratamiento.