El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo. Su detección precoz es la mejor forma de hacerle frente, ya que si la situación no cambia las previsiones son que en 2040 el número de afectados por glaucoma en el mundo se sitúe en 111,8 millones.

El gran problema del glaucoma es que pasa desapercibido, ya que no tiene síntomas que hagan sospechar su presencia hasta llegar a la pérdida de visión. Cuando una persona con glaucoma empieza a tener problemas de visión, estos son ya irreversibles. Para poder anticiparse al glaucoma y detectarlo lo antes posible, se recomienda a las personas mayores de 40 años hacerse una revisión todos los años para descartar su presencia. Esta recomendación debe hacerse extensible a las personas que tienen antecedentes familiares de glaucoma u otros factores de riesgo

¿Qué acciones se están tomando para concienciar a la gente del glaucoma?

Para concienciar a la población sobre la necesidad de una detección precoz del glaucoma se ha puesto en marcha la Semana Mundial del Glaucoma, iniciativa de la Asociación Mundial del Glaucoma y la Asociación Mundial de Pacientes con Glaucoma.

En este contexto, el Hospital Sanitas CIMA, de Barcelona, se suma una vez más a esta edición, como en los tres años anteriores, ofreciendo información sobre el glaucoma y haciendo revisiones visuales gratuitas.

Los datos que hay sobre el glaucoma hablan por sí mismos. Estamos ante un problema de salud importante:

  • El glaucoma es responsable de la ceguera más común, ocupando el segundo lugar en el mundo y el tercero en la Unión Europea y Estados Unidos.
  • El número de afectados por glaucoma se sitúa en unos 78 millones.
  • Este año, las personas que perderán la visión en los dos ojos como consecuencia del glaucoma ascenderán a 11 millones, lo que supone el 13% de los casos.
  • La prevalencia del glaucoma en las personas con edades comprendidas entre 40 y 80 años es del 3,45%.
  • El riesgo de tener glaucoma se multiplica por 10 si se tiene un familiar con la enfermedad.
  • La probabilidad de tener glaucoma a partir de los 40 años es de 1 persona de cada 200, al cumplir 80 las posibilidades son mucho mayores, 1 de cada 8.

¿Cuáles son los factores de riesgo al tener glaucoma?

En general, la población no es consciente del problema que es tener glaucoma. Se trata de una patología en la que el nervio óptico es el principal afectado, lo que repercute en un problema de visión. Al estar dañado el nervio óptico, este no puede cumplir su función de transmitir al cerebro la información necesaria para ver y hace que la persona afectada vaya perdiendo visión periférica y solo vea de frente, lo que se conoce como visión en tubo.

Glaucoma

A la pérdida de visión se llega sin tener una sospecha previa, porque como hemos comentado anteriormente, el glaucoma no da síntomas hasta que ya se ha producido la lesión en el nervio óptico. Al encontrarse dañado, la visión ya no se recupera. Por eso, es muy importante hacerse revisiones periódicas para que el oftalmólogo valore el estado de nuestro nervio óptico y vea si hay algún problema. Si se detecta de forma precoz, se puede evitar esa pérdida de visión irreversible.

Entre los factores de riesgo de tener glaucoma están:

  • Edad.
  • Raza.
  • Grosor de la córnea.
  • Antecedentes familiares.
  • Ser miope.

La razón por la que se aconsejan las revisiones anuales una vez cumplidos los 40 años es para vigilar la presión intraocular, evitar que dañe el nervio óptico y se desarrolle el glaucoma. Esta medida debe ser de obligado cumplimiento en personas que tienen hipertensión ocular o que tienen antecedentes familiares de glaucoma.

Cuanto antes se detecte el glaucoma, antes se podrán poner en marcha los tratamientos adecuados para cada afectado, teniendo en cuenta sus características específicas. Para eso, hay que valorar la forma y color del nervio óptico, el campo visual completo, el espesor corneal y medir la presión intraocular. Todo esto se hace con diversas herramientas, como tonómetros, oftalmoscopios, perímetros, retinoscopios, gonioscopios y paquímetros.

La presión intraocular se puede controlar de varias maneras, como con el uso de colirios, la colocación de válvulas especiales, el tratamiento con láser Argón y la cirugía.

El Hospital Sanitas CIMA participa en la Semana Mundial con revisiones preventivas en el Servicio de Oftalmología. De puede pedir una cita gratuita a través del teléfono 932043059 y también en la dirección de correo electrónico tellamamos@admiravision.es.