Durante el embarazo podemos engordar entre 11 y 16 kilos, 5 de los cuales conseguiremos perder durante el parto al eliminar la placenta y el líquido amniótico, sin embargo acabar con la barriga postparto puede parecer una meta inalcanzable, pero, nada más lejos de la realidad, te contamos cómo lograrlo.

Eliminar los kilos restantes no suele ser una tarea fácil pero puede conseguirse si respetamos los tiempos de recuperación y somos pacientes con nuestro propio cuerpo.

Debes tener en cuenta que, perder la barriga postparto es progresivo, intentar recuperar la silueta que teníamos antes del embarazo en apenas unas semanas, solo puede poner en peligro nuestra salud y la del bebé.

adelgazar_postparto

¿Por qué cuesta tanto quitarnos la barriga postparto?

Esta pregunta no tiene una única respuesta, ya que son muchos los factores que pueden entorpecer el adelgazar.

Comer de más en el embarazo

En primer lugar, salimos de una etapa de gestación, en el que, en muchos caso, comemos sin límite los alimentos que más nos gustan.

Ansiedad postparto

En segundo lugar, la adaptación a la nueva vida con el bebé no siempre es fácil y puede generar momentos de cansancio, ansiedad, estrés y preocupación que a veces intentamos aliviar comiendo.

Cambios en nuestro metabolismo

Y en tercer lugar, el organismo sigue experimentando cambios que nos impedirán normalizar nuestra actividad durante un tiempo.

Consejos para lograr una barriga postparto lisa

Sin embargo, perder la barriga postparto es posible si seguimos algunas recomendaciones:

Olvídate de las dietas milagro

Puede que este tipo de dietas te hagan perder algunos kilos rápidamente, pero también te harán perder salud. Suelen ser dietas restrictivas, basadas en un único alimento, que provocan carencias nutricionales importantes justo en un momento en el que, más fuerte y sana debes estar, sobre todo si estás amamantando al bebé.

Establece objetivos realistas

No intentes parecerte a esas famosas que dicen haber recuperado su figura sin esfuerzo apenas una semana después del parto. Muchas de ellas ponen en riesgo su salud con malas prácticas nutricionales, deportivas y médico-estéticas. No te compares y establece tus objetivos basándote en tus circunstancias y posibilidades.

Sigue una dieta personalizada

Durante el postparto no es recomendable seguir dietas de adelgazamiento restrictivas, pero sí puedes ponerte en manos de un médico nutricionista que diseñe una dieta personalizada basada en tus necesidades físicas y nutricionales, y enfocada a la pérdida paulatina y controlada de peso.

banner_peso_saludable

Amamanta al bebé

Dar el pecho te puede ayudar a quemar hasta 300 calorías más cada día. De esta manera no solo das a tu bebé todos los nutrientes que necesita y le ayudas a fortalecer tu sistema inmune, sino que además puedes darle un impulso a la pérdida de peso.

Haz ejercicio, pero con moderación

Se recomienda esperar al menos 6 semanas antes de iniciar cualquier plan intenso de actividad física, ya que es el periodo que necesita el organismo para recuperarse del embarazo y del parto.

Sin embargo, puede empezar a hacer ejercicio moderado, como caminar, montar en bicicleta o patinar.

Recuerda que la zona abdominal, el útero y el suelo pélvico son los que más afectados se han visto, por lo que cualquier ejercicio destinado a fortalecer estas zonas será de gran utilidad. Busca el consejo de tu especialista para que te indique cuáles son los mejores ejercicios para ti.