¿Qué es ser asintomático al coronavirus?

Un paciente asintomático es aquel que, teniendo una enfermedad, no tiene síntomas de la misma. En el caso de la COVID-19, una persona asintomática sería la que es portadora del SARS-CoV-2, virus causante de la enfermedad, pero no presenta síntomas, entre los que se encuentran fiebre, tos seca, dificultad para respirar o sensación de falta de aire.

Diferencia entre asintomático y sintomático

Mientras el paciente asintomático COVID-19 está infectado por el SARS-CoV-2 pero no tiene signos de la enfermedad, el sintomático sí presenta uno o varios de los síntomas que la caracterizan. Estos síntomas pueden variar de una persona a otra, tanto en el tipo como en su intensidad. En general, las personas que desarrollan la COVID-19 presentan fiebre, tos seca y dificultad respiratoria, cansancio, debilidad, dolores musculares, pérdida de los sentidos del olfato y el gusto, dolor de cabeza y garganta, trastornos gastrointestinales y de la piel, entre otros.

¿Qué hacer si soy asintomático a la COVID-19?

Si eres asintomático al coronavirus, debes actuar como cualquier otro paciente sintomático, ya que puedes transmitir la enfermedad, aunque en apariencia no haya rastro de ella y te encuentres muy bien.

En primer lugar, ponte en contacto con tu centro sanitario para comunicar tu estado e informa sobre tus contactos recientes para que pueda ponerse en marcha el proceso de rastreo. Informa también directamente a estos contactos para que tomen medidas de aislamiento hasta que reciban indicaciones de los rastreadores.

En todo caso, debes realizar una cuarentena de 10 días desde el día de la realización de la prueba que resultó positiva, durante la cual tienes que evitar cualquier contacto con otras personas. En tu centro sanitario te indicarán cómo actuar y las pruebas que deberás hacerte para confirmar que ya has pasado la enfermedad y no puedes contagiar a los demás.

Es muy importante que durante la cuarentena estés aislado en una habitación bien ventilada. Si vives con otras personas, utiliza siempre la mascarilla, evita compartir el baño y permanecer en las mismas estancias. Tampoco debes compartir utensilios de cocina, toallas, sábanas… Limpia bien todas las zonas y elementos que utilices, y deposita los deshechos que generes en tu habitación en bolsas de basura con cierre. Si vives solo, pide ayuda a tus familiares y amigos para que te faciliten la compra de alimentos o de cualquier otro producto de primera necesidad.

En el caso de que empieces a mostrar síntomas, ponte en contacto con tu centro de salud para recibir asistencia médica si fuera necesario.

Falsos negativos de COVID-19

Un falso negativo de COVID-19 se produce cuando el test para identificar el coronavirus es negativo (no detecta su presencia) pero sí se tiene la infección. Esto puede deberse a que la muestra analizada no se ha tomado o manipulado correctamente, o a que el paciente tiene una carga viral muy baja. Los falsos negativos de COVID-19 en asintomáticos suponen un importante problema para el control de la pandemia, ya que estas personas continúan su actividad creyendo que no son portadoras del SARS-CoV-2 y sin embargo pueden contagiarlo a los demás. En este sentido, la PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) es la prueba de detección del coronavirus más fiable, ya que es capaz de detectar cantidades muy pequeñas de material genético del virus.

Preguntas frecuentes sobre los asintomáticos al coronavirus

Sí. De hecho, varios estudios están analizando el importante papel de los asintomáticos en la propagación de la pandemia. Aunque una persona infectada por el coronavirus no tenga tos, fiebre u otros síntomas, puede transmitir la infección por aerosoles, esto es a través de pequeñas partículas que viajan por el aire y que portan el virus. Una simple conversación entre una persona infectada y otra sana, si no se cumplen las medidas de prevención, es suficiente para transmitir el virus: los aerosoles que el infectado genera al hablar y que portan el virus pueden alcanzarnos fácilmente y penetrar en nuestras vías respiratorias.

Numerosos estudios han mostrado que el SARS-CoV-2 se puede seguir transmitiendo incluso días después de que hayan desaparecido los síntomas. Por ello, es fundamental cumplir con el periodo de asilamiento, y eso también aplica a los asintomáticos COVID-19, ya que son contagiadores potenciales.

La capacidad de transmisión es mayor durante los primeros días de la enfermedad, cuando la carga viral es más alta. Según un estudio publicado en la revista especializada Nature, el organismo tarda una media de 10 días en eliminar el virus, por lo que a partir de ese momento la capacidad de contagio desaparecería. No obstante, habla con tu médico para conocer tu situación, hacer los test necesarios y saber si puedes abandonar el aislamiento sin poner en peligro a tu entorno.

Sí. Algunos pacientes con coronavirus no presentan fiebre, sino otros síntomas asociados a la enfermedad, como tos, dificultad respiratoria, fatiga, dolor muscular, pérdida del gusto y el olfato o erupciones cutáneas.

Se considera fiebre a la temperatura corporal que sobrepasa los 37,8º. Sin embargo, en el caso de la COVID-19, es importante detectar los estados de febrícula (temperatura superior a 37º) y monitorizarlos para determinar si están relacionados con una posible infección por coronavirus. 

La duración de la fiebre como síntoma de coronavirus depende de cada caso. Mientras algunas personas sufren episodios febriles cortos, otras pueden pasar varios días con fiebre.

El porcentaje estimado de asintomáticos de COVID-19 varía según los estudios, pero se cree que hasta el 30% de los infectados no presenta síntomas.

Load More

Lee más sobre el coronavirus

Síntomas de la COVID-19

Dolor de garganta: posible síntoma de la COVID-19

Secuelas del coronavirus: chequeo médico post COVID-19

Prueba PCR: precio y resultados