Los diferentes tipos de otitis provocan una inflamación del oído causada de una infección y puede afectar a todo tipo de personas y a cualquier edad, si bien es más frecuente en la infancia. En el caso de los bebés puede surgir después de un resfriado y los principales síntomas son fiebre, llanto o dificultad para dormir.

Tipos de otitis

Se podría clasificar en varios tipos de otitis: 

Otitis media

  • Síntomas: La otitis media, que puede ser aguda o crónica,  es causada por virus o bacterias y se produce cuando en el oído medio se genera líquido que no puede drenarse correctamente a través de la trompa de Eustaquio, por lo que se acumula causando la infección. Esto puede afectar a la audición, ya que el sonido tiene dificultades para pasar a través de todo el líquido, y los síntomas más característicos suelen ser dolor de oído, fiebre y supuración.
  • Diagnóstico: se realiza con un aparato llamado otoscopio, con el que el otorrinolaringólogo puede encontrar zonas enrojecidas, burbujas de aire o de líquido detrás del tímpano. El tratamiento es a base de antibióticos durante unos diez días y normalmente la infección empieza a remitir a los dos días del tratamiento (es importante no abandonarlo, aunque se note una mejoría).

Otitis externa

  • Síntomas: La otitis externa afecta al canal auditivo y puede ser producida por bacterias u hongos, generalmente porque son oídos que están expuestos a la humedad. Por eso es habitual en los nadadores y se da con más frecuencia en los meses de verano. Los síntomas de la otitis externa son dolor intenso, incluso cuando se toca o presiona el oído, fiebre, irritación, inflamación o supuración, y pérdida de audición por el taponamiento que produce el pus y la hinchazón.
  • Prevención: La prevención de este tipo de otitis consiste en secarse bien los oídos después de salir de la piscina o la ducha, usar tapones si vamos a estar mucho tiempo en el agua y procurar no meter en los oídos bastoncillos de algodón.
  • Tratamiento: Para tratar la otitis externa se administran antibióticos en colirio y suele remitir en unos pocos días. También puede tomarse ibuprofeno para aliviar el dolor y aplicar calor sobre el oído.