Ya quedan pocos días para  dar a luz. Lo tenéis todo preparado, pero no debéis olvidar varios aspectos importantes.

Elegir cómo dar a luz

Lo primero que tienes que haber elegido es el tipo de parto que quieres tener. Es algo que ya habéis hablado con el ginecólogo y su equipo. Normalmente se tiende a que sea lo más natural posible buscando un equilibrio entre tu seguridad y la de tu hijo, y dejar que la naturaleza siga su curso.

Conoce el hospital antes de dar a luz

En las innumerables visitas a tu médico puedes aprovechar para ver las instalaciones: el paritorio, las habitaciones, el nido… eso os hará sentir más en “casa”.

Consulta todas tus dudas

No dejes que la vergüenza o la timidez sean un obstáculo para despejar todas tus inquietudes sobre todo lo relacionado con dar a luz.. Tu médico y matrona están a tu disposición para resolver todas las incógnitas que les planteas. Llegar al parto sabiendo a lo que te vas a enfrentar te ayudará a afrontarlo más preparada.

parto_humanizado

Anestesia epidural

Si optas por la epidural, deberás hacerte unas pruebas previas antes de dar a luz. La epidural se pone en la espalda y se deja un catéter para inyectar la cantidad de analgésico que se necesita.

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-plani_parto

Estar relajada al dar luz

Intenta llegar relajada. Para eso, es importante haber asistido a los cursos de preparación al parto, donde además de enseñarte como respirar en el parto y durante los pujos, te han preparado para relajarte y para que conozcas todas las partes del proceso. Intenta estar tranquila.

En caso de haber asistido a los cursos de preparación al parto o si esperas tu segundo hijo, tendrás el conocimiento para respirar mejor durante el parto y los pujos.

Además sabrás estrategias para relajarte y conocerás todas la fases del proceso de dar a luz.

Bolsa del parto

Ten preparada tu bolsa y la de tu bebé con antelación. De esta forma, en cuanto empieces a dilatar podrás salir hacia el hospital.

Apóyate en tu pareja

Es quien mejor te conoce. Habéis ido juntos a las clases de preparación al parto y te puede recordar cómo debes actuar según lo comentado. Tus nervios pueden hacer que te olvides de hacer ciertos ejercicios.

No te precipites 

Recuerda que el proceso de dar a luz suele durar unas 12 horas desde que empiezan las contracciones regulares e intensas.

Aunque si tienes dudas si te has puesto de parto porque empiezas a tener contracciones periódicas, lo mejor es ir al hospital. En caso de duda por salida de líquido, sangrado, falta de movimientos fetales o contracciones irregulares es necesaria una valoración por personal médico. En estos casos, lo mejor es ir al hospital.

Cuando nazca el bebé

Una vez que nazca tu hijo te lo pondrán encima para que sienta tu calor y seguridad mientras se adapta a su nuevo entorno. Luego empezará a buscar el pecho y comenzará a succionar.

El padre

Él es parte del proceso y tiene que disfrutar de la llegada de vuestro hijo.