Orquitis Testicular

La orquitis consiste en la inflamación de uno o ambos testículos, bien por una infección bacteriana o por el virus causante de las paperas. La orquitis viral suele desarrollarse en los más pequeños, por ello es importante seguir el calendario vacunal y vacunarse frente a las paperas. La orquitis bacteriana, sin embargo, suele producirse por una infección de trasmisión sexual, habitualmente causada por gonorrea o por Clamidia trachomanis, y suele ser consecuencia de una epididimitis, que consiste en la inflamación del epidídimo, un conducto que se encuentra en la parte posterior del testículo, donde crecen y se almacenan los espermatozoides.

Orquitis Síntomas

  • Hinchazón de uno o de ambos testículos.
  • Dolor de testículos, que puede llegar a ser intenso.
  • Dolor en la ingle.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sangre en el semen y secreciones purulentas.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Dolor al orinar.

Además de estas molestias, la orquitis no tratada o recurrente puede causar algunas complicaciones, como atrofia testicular, infección del escroto, epididimitis recurrente y problemas de fertilidad, especialmente si la orquitis afecta a ambos testículos.

Factores de riesgo de la orquitis

La orquitis es más frecuentes en hombres sexualmente activos que no toman precauciones en las relaciones sexuales. Además, entre los factores de riesgo se encuentran los siguientes:

  • Tener varias parejas sexuales.
  • No usar preservativo en las relaciones con penetración anal y sexo oral.
  • Haber sufrido con anterioridad enfermedades de transmisión sexual.
  • No estar vacunado frente a las paperas.
  • Tener infecciones urinarias recurrentes.
  • Malformaciones congénitas en las vías urinarias.
  • Haberse sometido a una cirugía que haya afectado a las vías urinarias o a los genitales.

 Cómo se diagnostica la orquitis

Para diagnosticar la orquitis el especialista elaborará nuestra historia clínica, que recoge todos nuestros datos de salud, y hará una exploración física para ver si los ganglios linfáticos de la zona de la ingle están inflamados y si hay agrandamiento y sensibilidad de la próstata o de los testículos. Asimismo, para confirmar el diagnóstico el especialista puede pedir un análisis de sangre, un urocultivo, un análisis de orina y una ecografía.

Orquitis Tratamiento

La orquitis bacteriana se trata con antibióticos. Es muy importante completar la pauta de tratamiento que haya establecido el médico y no abandonarla antes de tiempo, aunque se sienta mejoría. Habitualmente pasan varias semanas antes de que la sensibilidad en la zona desparezca por completo.

Si la orquitis es de origen viral, el tratamiento estará orientado a aliviar los síntomas mientras remite la infección. Este tratamiento puede incluir antinflamatorios, analgésicos, aplicación de frío y reposo. Al igual que en la orquitis bacteriana, la sensibilidad desaparecerá después de varias semanas tras iniciar el tratamiento.

Cómo preparar la consulta con un especialista

Ante cualquier signo de inflamación o dolor, aunque sea leve, debes acudir al especialista para que valore una posible orquitis. Para sacar el máximo partido de la consulta, asegúrate de recabar la siguiente información:

  • Escribe una lista con los síntomas que tienes, incluso aquellos que no sean urológicos, y cuándo empezaste a sufrirlos.
  • Piensa si existe algo que crees que puede estar empeorando los síntomas.
  • Enfermedades que tienes o has tenido, y medicamentos que tomas o has tomado para tratarlas. Incluye en este apartado las vitaminas y suplementos, por si pudieran influir de alguna manera en la aparición de la orquitis o de otros trastornos urológicos.
  • Si estás vacunado frente a las paperas.

Además, prepara una serie de preguntas para el médico, entre las que puedes incluir:

  • ¿Qué pruebas debo hacerme? ¿En qué consisten? ¿Son dolorosas?
  • ¿Cuál es el tratamiento y cómo debo tomarlo para eliminar la infección?
  • ¿Cuándo empezaré a mejorar?
  • ¿Puedo mantener relaciones sexuales mientras estoy en tratamiento?
  • ¿Cómo puedo preservar mi fertilidad?