¿QUÉ ES UNA DIETA PROTEICA?

La dieta proteica, es rica en proteínas y pobre en hidratos de carbono y grasas, es muy eficaz para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad leve al inducir un estado de cetosis, un proceso por el cual el organismo utiliza la grasa acumulada como fuente primaria de energía al no poder obtenerla de los hidratos de carbono

FASES DE LA DIETA PROTEICA

Primera fase de la dieta proteica

Te alimentarás casi exclusivamente de proteínas, y eliminarás los hidratos de carbono y las grasas para entrar en cetosisLo habitual es que, pierdas el 80% del peso que hayas marcado con tu médico como objetivo, por lo que notarás muy pronto los resultados, y te sentirás muy motivada para seguir adelante. Esta primera fase es la más dura, pues es posible que tengas estreñimiento o dolor de cabeza, además, también es posible que tengas un poco de alitosisa que te ayude a superarlo.

Segunda fase de la dieta proteica

En la segunda podrás introducir poco a poco los hidratos y las grasas.

Tercera fase de la dieta proteica

En la tercera comenzarás la etapa de mantenimiento, en la que pondrás en práctica todo lo que hayas aprendido sobre alimentación saludable y ejercicio.

MENÚ DE DIETA PROTEICA

Aquí tienes unos cuantos ejemplos de una dieta proteica

Comidas con proteínas

  • Ensalada de lentejas con trozos de pollo y manzana.
  • Huevo duro con aguacate y langostinos.
  • Arroz con garbanzos, pollo y verduras.
  • Tostas de salmón y tortilla.

Merienda proteica

Algunas opciones para merendar de manera saludable y asegurarte un alto porcentaje de proteína, son por ejemplo, un yogur con almendras crudas, un poco de queso con una rodaja de tomate y una loncha de pavo, o unos palitos de apio y zanahoria crudos con hummus casero.

Cenas proteicas

  • Solomillo de pavo al horno.
  • Merluza al vapor.
  • Tacos de tofú a la sartén.
  • Sepia a la plancha.
  • Tataki de atún.

ALIMENTOS CON PROTEÍNA

Cacahuetes al natural

Los cacahuetes tienen gran contenido en proteínas. Pero, además, son ricos en fibra o magnesio. Muchos estudios sugieren que es un alimento óptimo para perder grasa, y esto se debe a que poseen una gran cantidad de grasas monoinsaturadas, conocidas como grasas buenas.

Gambas

Este alimento tan propio de las cenas españolas es rico en proteínas y contiene pocas calorías. Además está repleto de nutrientes como el selenio, vitamina B12 y grasa omega 3.

Leche de vaca y de soja

La soja es posible consumirla como semillas de soja o como leche de soja, también la leche de vaca contiene una gran cantidad de proteínas entre otros nutrientes como el calcio, fósforo y riboflavina.

Pescado

Todos los pescados tienen un alto contenido en proteínas, algunos contienen más grasas, por ejemplo la caballa o el salmón, y otros menos, como la merluza o el lenguado, que quizá sean mejores opciones para cumplir con tu menú de dieta proteica.

Pechuga de pavo o pollo

El pavo también es un plato muy típico y al igual que el pollo, tiene una gran cantidad de proteínas y poca grasa, lo que hace que sea un alimento adecuado para la pérdida de peso.

Copos de avena

La avena es un cereal con un alto contenido en fibra, pero también es rico en proteínas, minerales y antioxidantes. Incluir los copos de avena en tus desayunos, es una gran opción para aumentar el consumo de alimentos proteicos en tu dieta.

Huevos

Los huevos en general no deben faltar en tu dieta, tienen proteínas, vitaminas y antioxidantes entre otros nutrientes. Por tanto es un alimento muy completo.

Almendras

Al igual que los cacahuetes, las almendras son un fruto seco con un alto porcentaje de proteínas. Unas pocas almendras en tu yogur natural sin azúcar, y ya tienes una merienda proteica perfecta.

LA DIETA PROTEICA PARA ADELGAZAR

Con la dieta proteica se consigue adelgazar entre 5 y 10 kilos, pero debes tener cuidado, porque esta alimentación siempre debe estar supervisada por un equipo de especialistas que controle la pérdida de peso sin que se pierda salud.

Está dieta solo debe seguir seguida cuando equipo especial de nutricionistas nos prepara un plan especifíco teniendo en cuenta los kilos que queremos perder, el tiempo que queremos emplear en ello y nuestro estado de salud.

Este tipo de dieta proteica no engendra ningún peligro para la salud del paciente, pues en todo momento, están supervisadas por un equipo médico y nutricionista para controlar las carencias nutricionales que pueda tener la dieta prescrita, con suplementos alimenticios que nos ayuden a mantener bien el equilibrio nutricional.

En algunos casos la dieta proteica también se recomienda en la menopausia para adelgazar y a algunos deportistas.

Chequeo previo antes de realizar una dieta proteica

El médico deberá calculará tu IMC, la cantidad de músculo y de grasa que tienes, cuál es tu consumo calórico diario habitual y tendrá en cuenta tus hábitos de estilo de vida.

También puede pedirte un análisis de sangre, medir tu presión arterial, hacerte un electrocardiograma y otras pruebas complementarias.

Toda esta información le ayudará a saber si estás en condiciones de prepararte para la dieta proteica, y cuánto peso deberías perder. Además, este chequeo previo es muy importante porque te permitirá saber si hay alguna contraindicación para que empieces la dieta.