La salud es muy importante, por eso te recomendamos que sigas algunos de estos menús saludables cada semana para que os mantengáis en forma tú y tu familia.

Una dieta equilibrada debe incluir una gran variedad de alimentos con alto contenido en nutrientes, entre los que la fruta, la verdura, el pescado, las carnes blancas, las legumbres y frutos secos tienen que ser fijos en nuestros menús semanales.

Los expertos apuestan por hacer unos menús para la semana en los que se implique a los niños, para que participen elaborando la lista de la compra, eligiendo, preparando y cocinando los alimentos.

Menú semanal saludable familiar

Cuando se elabora la comida, sobre todo en familia, se consigue reducir la ingesta de calorías, tal y como se ha demostrado en un estudio realizado en la Universidad Johns Hopkins, de Baltimore. Las personas que preparan la comida en casa consumen menos calorías, carbohidratos, azúcar y grasa que las que comen comida precocinada. La razón es bien sencilla. A la hora de preparar la comida, cuando lo hacemos nosotros mismo, sabemos lo que comemos y evitamos los alimentos precocinados con un alto contenido en sal, azúcar y en grasas trans. Además, podemos servir la ración adecuada de comida, sin excedernos en la cantidad.

Para preparar un menú semanal saludable podemos seguir las recomendaciones que ofrece la Universidad de Harvard con MyPlate: incluir todos los días en nuestro plato frutas, verduras, cereales, productos lácteos y proteínas, sin olvidar una buena hidratación en la que se destierren las bebidas carbonatadas y los zumos no naturales por su alto contenido en azúcares añadidos.

Dieta equilibrada semanal

En nuestro menú saludable semanal podemos seguir las siguientes pautas:

Frutas y verduras

Las frutas y las verduras debe suponer la mitad de nuestro plato. Podemos elegir las de temporada, que en nuestro país son frescas y variadas. Nos aportan nutrientes esenciales, como vitaminas, y fibra, necesaria para tener un buen tránsito intestinal. Cada día podemos variar de verdura y fruta, y prepararla de forma diferente.

Cereales

Los cereales, si son integrales, mejor. Son clave a la hora de proporcionarnos fibra, vitaminas y minerales, entre los que se encuentra el magnesio.

Proteínas

Proteínas. A la hora de elegir las proteínas de nuestro menú semanal saludable podemos elegir entre una gran variedad de alimentos. El pescado es una buena opción por su alto contenido de proteínas y ácidos grasos omega 3, sobre todo los pescados azules. Se recomienda comer pescado entre dos y tres días a la semana, y con la amplia variedad que tenemos en nuestras costas es fácil no repetir. Desde pequeños se debe iniciar a los niños en el consumo de pescado. Ir a la compra con ellos, que lo elijan y lo cocinen son algunas recomendaciones para que nuestros hijos se familiaricen con el pescado y lo adopten como un hábito sano. Las proteínas también las podemos encontrar en las carnes blancas (pollo, pavo y conejo) y en las magras de ternera y cerdo.

Lácteos

Lácteos. Es preferible tomarlos descremados o bajos en grasa. Aportan el calcio necesario para tener una buena salud ósea y evitar problemas asociados a la edad.

Si conocemos bien los alimentos, podremos cocinarlos de diversas formas. Pero es mejor optar por preparaciones sencillas, como son al vapor, la plancha y el horno, y evitar los fritos. También es importante conocer los sabores para poder combinarlos de forma adecuada.

Menú saludable para niños

A la hora de hacer los menús semanales saludables, es bueno que impliquemos a los más pequeños de la casa en la elaboración de las comidas. Introducir a los niños en el mundo de la gastronomía es una apuesta segura para que adquieran unos hábitos de vida saludables desde edades tempranas y sean capaces de preparar unos menús saludables cada semana que sean variados y adecuados.