Perder peso a través de una operación reducción de estómago, no es solo deshacerse de los kilos de más, hay que prepararse psicológicamente, pues para el paciente supone un proceso de aceptación psicológica, que debe estar guiado y controlado por los especialistas adecuados.

El bypass gástrico

El bypass gástrico implica algo más que una simple intervención quirúrgica para “curar” la obesidad.

Para lograr los objetivos propuestos, para una operación de reducción de estomago, el paciente debe estar preparado y tener plena implicación.

No hay que olvidar que la cirugía no es la solución a todos los problemas, sino una herramienta que ayuda en el proceso de adelgazamiento para recuperar la forma física, la salud y el bienestar.

banner_peso_saludable

La operación reducción de estomago

Una vez que pases por quirófano, tu aspecto va a cambiar, por ello es tan importante estar preparado para afrontarlo, sentirte bien con tu nuevo aspecto físico y saber gestionarlo.

No todos los días vas a sentirte cómodo ni pensarás que todo va sobre ruedas, saber enfrentarte a tus dudas y miedos es clave para superar las situaciones de desánimo.

Para poder llevarlo de la mejor manera posible, debes contar con la ayuda de un equipo de profesionales que te dará las pautas adecuadas para no decaer.

Consejos tras una operación reducción de estomago

Reconócete a ti mismo

Muchas veces las personas sometidas a una operación reducción de estómago, a pesar de que que han perdido peso, no lo ven y se siguen viendo gordas. Hacer ejercicio te ayudará a tomar conciencia de tu propio cuerpo.

No pongas el listón demasiado alto

Sé realista y marca nos objetivos que puedas cumplir. Aquí debes dejar asesorarte por un buen equipo de especialistas, que tras una operación reducción de estómago, te facilitarán una buena hoja de ruta a seguir.

Fíjate unos objetivos a largo plazo

Recuerda que perder peso es una carrera de fondo y que, aunque al principio y gracias a la operación reducción de estómago, vas a perder varios kilos, mantener esa pérdida en el tiempo debe ser el objetivo final.

Busca el apoyo de tu familia y amigos

Recurre a ellos, coméntales cómo te sientes, cuáles son tus miedos y tus debilidades. Ser sincero con ellos es la única forma de que te puedan ayudar para que puedas conseguir los objetivos marcados.

Hazte un plan de comida y no te lo saltes

Aunque no seas una persona metódica, debes tener una rutina alimentaria que te permita adaptarte a la nueva situación.

Ponte en marcha

Practica alguna actividad física de acuerdo a tus necesidades y que te ayude a descargar parte de la ansiedad que te genera el proceso de adelgazamiento después de haber pasado por una operación reducción de estomago.