3 días antes de la introducción del balón

 

  1. Realizar DIETA LÍQUIDA 3 días antes de la realización de la introducción del balón intragástrico.
  2. DIETA HIPOCALÓRICA (optisource plus 3 envases repartidos a lo largo del día) e ingesta libre de líquidos acalóricos (agua, caldos vegetales o de carne desgrasada, infusiones, lácteos desnatados…).

8 horas antes de la hora prevista a la intervención

No ingerir ni líquidos ni sólidos desde 8 horas antes de la hora prevista del procedimiento. El Servicio de Gastroenterología le indicará cuándo puede reanudar la ingesta líquida.

Recomendaciones Post-operatorio balón gástrico

  • No mezclar alimentos líquidos y sólidos.
  • No beber durante las comidas: Puede beber antes de las comidas (30 minutos antes) o después (una hora después). Agua o refrescos sin azúcar, y en pequeñas cantidades.
  • Realizar comidas en pequeñas cantidades y de manera  frecuente, al menos 5-6 tomas al día masticando bien los alimentos.
  • Evitar tumbarse después de las comidas.
  • Evitar las bebidas con gas y azucaradas (zumos/refrescos) y el alcohol.
  • Evitar alimentos flatulentos.
  • Dejar de comer antes de encontrarse muy saciado.
  • Realizar ejercicio diariamente.

Dieta después del balón gástrico

PRIMERA SEMANA: Dieta líquida

En esta primera semana de la dieta post balón intragástrico puede tomar:

  • Agua, caldos desgrasados, caldos de verduras, infusiones, zumos de frutas sin azúcares añadidos, leche desnatada, yogures líquidos desnatados.

Se recomienda que en la comida o en la cena se tome una batido hipocalórico hiperproteico (Optisource plus).

En esta fase de la dieta post balón intragástrico   evitar:

  • Bebidas excitantes, bebidas con cafeína, alcohólicas o gaseosas.

No tomar alimentos ácidos como zumos de naranja, limón, tras la realización del POSE.

Deberá mantener una alimentación tras método POSE consistente en dieta líquida durante 10 días para conseguir una buena cicatrización del estómago.

 Ejemplo menú líquido 

  1. Desayuno: Yogur líquido desnatado.
  2. Media mañana: Zumo de frutas sin azúcares añadidos ni pulpa o yogur líquido desnatado.
  3. Comida: Un batido Optisource Plus.
  4. Merienda: 125 ml de leche desnatada.
  5. Cena: Caldo desgrasado o vegetal.

Antes de irse a la cama: 125 ml de leche desnatada.

SEGUNDA SEMANA: Dieta semi-líquida

A partir de la segunda semana del procedimiento podrá incorporar en su dieta purés diluidos.

Puede tomar: Agua, caldos desgrasados, caldos de verduras, infusiones, zumos de frutas sin azúcares añadidos, leche desnatada, yogures líquidos desnatados o yogures desnatados, gelatinas sin azúcares, sémola de trigo, tapioca, purés de verdura diluidos.

Evitar bebidas excitantes, con cafeína, alcohólicas o gaseosas.

No añadir grasa (aceite, nata, mantequilla…) a los purés.

Ejemplo menú semilíquido

  1. Desayuno: Yogur desnatado.
  2. Media mañana: Zumo de frutas sin azúcares añadidos ni pulpa o yogur líquido desnatado.
  3. Comida: Un batido Optisource Plus.
  4.  Merienda: 125 ml de leche desnatada.
  5. Cena: Sopa de tapioca o puré de verdura diluido.

Antes de irse a la cama: 125 ml de leche desnatada.

TERCERA SEMANA: Dieta pastosa

Incorpore a la alimentación cremas y purés a los que se añadirán proteínas de origen animal (pescado blanco, carne magra como pollo o pavo sin piel, huevos, quesitos desnatados…).

Puede incorporar alguna galleta tipo maría o cereales bajos en calorías, frutas asadas, compota sin azúcar añadido, queso fresco, quesitos desnatados.

Ejemplo menú pastoso

  1. Desayuno: 125 ml de leche desnatada con 15 gr. de cereales no azucarados.
  2. Media mañana: Zumo de frutas sin azúcares añadidos ni pulpa, o un yogur líquido desnatado.
  3. Comida: Puré de pollo, calabacín y patata (medio bol), compota sin azúcares añadidos.
  4. Merienda: 125 ml de leche desnatada con 2 galletas.
  5. Cena: Puré de verduras con pescado (medio bol), manzana asada.

Antes de irse a la cama: 125 ml de leche desnatada.

CUARTA SEMANA: Dieta blanda

Incorporará alimentos de fácil masticación. Es importante comer despacio y masticar bien los alimentos.

Puede incorporar a la alimentación: Pan tostado, sopa de pasta, arroz y pasta (preparación ligeras con verduras), pavo, pollo, pescado blanco al horno, a la plancha, al vapor o al papillote, huevo duro, tortilla francesa, huevo pasado por agua, jamón de york, pavo.

 Ejemplo menú blando 

  1.  Desayuno: 125 ml de leche desnatada con 15 gr. de cereales no azucarados o 2 galletas maría.
  2.  Media mañana: Zumo de frutas sin azúcares añadidos ni pulpa o yogur líquido desnatado.
  3. Comida: Sopa con fideos, pescado al horno, yogur.
  4. Merienda: 125 ml de leche desnatada con 2 galletas.
  5.  Cena: Puré de verduras (medio bol), filete de pollo a la plancha, manzana asada.

Antes de irse a la cama: 125 ml de leche desnatada.

A PARTIR DE LA QUINTA SEMANA

Realice comidas frecuentes de pequeño volumen masticando muy bien los alimentos. A partir de esta fase incorporará: Verduras hervidas, al horno, en ensalada, fruta sin piel. Vigilará de manera estricta el consumo de grasas y aceites.

Ejemplo Menú para volver a la rutina

  1. Desayuno: 125 ml de leche desnatada con 15 gr. de cereales no azucarados o 2 galletas maría.
  2. Media mañana: Zumo de frutas sin azúcares añadidos ni pulpa o yogur líquido desnatado o tostada de pan con pechuga de pavo.
  3.  Comida: Ensalada con poco aceite, filete de pavo a la plancha, pera.
  4.  Merienda: 125 ml de leche desnatada con 2 galletas.
  5.  Cena: Sopa de fideos, filete de ternera sin grasa a la plancha, yogur desnatado.

Antes de irse a la cama: 125 ml de leche desnatada.