¿Qué es el balón gástrico y cómo funciona?

Entre los métodos para perder peso se encuentra el balón intragástrico, una de las técnicas más eficaces para perder peso en personas que necesitan eliminar entre 20 y 25 kilos, es decir, que tienen un índice de masa corporal (IMC) >30.

El balón gástrico o intragástrico (BIG) es un método de reducción de estómago en el cual se coloca un balón dentro del estómago mediante un endoscopio, de una forma segura y rápida. Es uno de los procedimientos más demandados porque es mínimamente invasivo, no deja cicatrices y el postoperatorio es muy rápido, además de ser muy eficaz.

Se trata de un método no quirúrgico mediante el cual, se introduce un globo de silicona en el estómago por vía oral utilizando un endoscopio, con lo cual no se realizan incisiones externas y resulta poco invasivo.

El globo  de silicona se rellena con una solución salina estéril hasta alcanzar un tamaño tal, que ocupe al menos el 60-70% del estómago. De esta manera se reduce la capacidad del estómago, por lo que se consigue antes el punto de saciedad y se consumen muchos menos alimentos que antes. El balón intragástrico no es un tratamiento permanente de la obesidad y se retira a los 6 meses de su introducción.

Una vez implantado el balón gástrico por vía endoscópica en una intervención que no dura más de 30 minutos, te hace sentir saciado de una forma más rápida

Y es que el balón intragástrico además de reducir la capacidad del estómago, disminuye el tiempo que necesita para vaciarse y parece ser que también tiene algún efecto en los niveles de hormonas que controlan el apetito. Así, al comer menos cantidad de comida, reduces la absorción de grasas, que se acumula en los sitios más visibles.

¿Para quién está indicada la colocación del balón gástrico?

Introducir un balón intragástrico está indicado para hacer frente a la obesidad leve o moderada. Es la solución ideal para las personas con obesidad leve, es decir las que tienen un IMC entre 30 y 34,50 o los que tienen más de 25 kilos de más.

Cuando quieres perder esos kilos que te pesan más de la cuenta y no eres capaz de hacerlo con dieta, puedes optar por este método no quirúrgico que permite reducir la capacidad de tu estómago. Al hacerlo más pequeño, o más bien al reducir su capacidad, ingieres menos cantidad de comida, por lo que reduces peso rápidamente.

Tipos de balón gástrico

Balón gástrico ingerible

El balón gástrico ingerible es un balón que se traga, es decir, el paciente se toma una cápsula con un vaso de agua y cuando llegue al estómago la cápsula se deshace y sale un balón de su interior que se hinchará con una solución gaseosa. El volumen del balón puede alcanzar los 250 cc, si fuera necesario se pude incorporar otro balón más.

Este procedimiento lo supervisa el médico para confirmar que se ha colocado correctamente, no es necesaria la endoscopia. En una primera intervención solo se coloca un balón y en función de las necesidades y respuestas del paciente se valora si es necesario colocar un segundo.

La reducción de la capacidad del estómago permite que el paciente coma menos y tenga la sensación de saciedad antes. El o los balones pueden permanecer dentro del estómago un máximo de 3 meses después el médico lo extraerá con un endoscopio. Durante este tiempo el paciente tiene que adoptar nuevos hábitos de comida más saludables.

Este procedimiento está recomendado para pacientes con un IMC entre 27 y 30 y que deseen perder alrededor del 40% de su exceso de peso.

Balón intragástrico

El balón gástrico o intragástrico (BIG) es un método para reducir el estómago mínimamente invasivo. El médico introducirá el balón dentro del estómago con un endoscopio, sin cicatrices ni anestesia general. El balón se coloca dentro del estómago y se hincha con una solución salina ocupando el 30-40% de la capacidad del estómago.

El balón intragástrico es un procedimiento temporal, solo podrá permanecer en el estómago 6 o 12 meses (dependiendo del tipo de balón). Durante este período se estima que el paciente pueda perder entre 30 y 40 kilos. Después de este procedimiento el paciente tiene que haber adoptado unos hábitos más saludables y equilibrados con respecto a la comida y al ejercicio.

Este tipo de intervención de balón gástrico está recomendado para paciente con un IMC de 30 a 40, aunque lo más acertado es que sea un médico el que realice la valoración de cuál es el método más adecuado para cada paciente.

Autobalón

El autobalón es un método muy novedoso que consiste en ingerir una cápsula con un balón dentro. Al igual que el balón ingerible cuando esta legue al estómago se deshace y el balón se hincha con un líquido. La diferencia radica en que a los 4 meses, aproximadamente, el balón se abre y se expulsa de manera natural, no es necesaria su extracción.

En cualquier caso, el tratamiento con este tipo de procedimiento es imprescindible que esté bajo la supervisión de un médico o un equipo que acompañe durante la adquisición de hábitos alimentarios más saludables y confirme que no existe ninguna complicación.

Antes de la colocación del balón gástrico

Debes tener claro desde el principio que es un método reversible, ya que a los seis meses se retira el balón, una vez que ha hecho su función y has adquirido unos hábitos de vida saludables.

Antes de la colocación del  balón intragástrico, también debes saber que mientras lo lleves en el estómago es bueno seguir una dieta diseñada especialmente para ti. El paciente debe de estar concienciado de que a partir de ese momento deberá adoptar nuevos hábitos de vida, tanto alimentario como de ejercicio, más saludables.

De esta manera podrás aprender hábitos saludables que te ayuden a comer la cantidad justa y los alimentos más adecuados. Además, si empiezas a hacer ejercicio, mejor que mejor.

El médico habrá realizado las pruebas correspondientes para confirmar la idoneidad del paciente para someterse a este tratamiento y descartar que existe algún problema gástrico. Además de informar al paciente de los detalles del procedimiento y tras haber recogido los consentimientos necesarios.

Unos días antes de la intervención el paciente comenzará con su reeducación alimentaria reduciendo el consumo de calorías.

¿Cómo se coloca el balón gástrico?

El proceso para introducción del balón intragástrico es sencillo. Lo primero que hace el especialista es ponerte una sedación para que sea más fácil su implantación. Con la ayuda de un endoscopio, el cirujano introduce el balón vacío en el estómago. Una vez allí, se rellena con un líquido y crece para ocupar más o menos el 60% del estómago. Eso hace que se reduzca considerablemente su capacidad.

El día de la intervención el paciente pasará a un quirófano preparado para este tipo de procedimientos. No es necesario que el paciente reciba anestesia general pero es probable que el médico decida poner un sedante para que el paciente esté más relajado.

El médico endoscopista introducirá el endoscopio por la boca, un tubo flexible, hasta el estómago. Una vez dentro el endoscopio se introduce el balón desinflado con una guía hasta que alcance la posición deseada. Mediante una cámara que lleva el endoscopio el médico confirmará que el balón ha llegado a su lugar.

Cuando el balón se encuentra en el lugar adecuado se rellena con una solución de suero salino hasta alcanzar el tamaño deseado. El balón ocupará un 30-40% de la capacidad el estómago. Una vez conseguido el tamaño se retira la guía por la que se ha metido el líquido y se sella la válvula de cierre.

Este procedimiento puede durar alrededor de unos 20 minutos. Lo normal es que puedas volver a casa pasados 60 minutos de la intervención para retomar poco a poco tus actividades diarias. 

Colocación balón intragástrico

Después del balón gástrico: postoperatorio y recuperación

Una vez terminada la colocación del balón, la recuperación del paciente es prácticamente inmediata. Es posible que los primeros días sienta nauseas o tenga vómitos, a veces es necesario unos días para adaptase al balón pero desaparecerán enseguida.

Durante los dos días siguientes se aconseja que la alimentación sea a base de líquidos y posteriormente comenzar con dieta blanda. Poco a poco se irán incorporando alimentos aunque se tienen que tener en cuenta los nuevos hábitos de alimentación. Se podrá llevar una vida normal con el balón.

El tratamiento con un balón intragástrico no termina después de la colocación, a partir de este momento será necesario acudir de forma regular al médico para ir controlando y adaptando la dieta. Así como estableciendo las nuevas rutinas, no solo de alimentación sino también de actividad física. Es un proceso que en ocasiones no es fácil por lo que se acude también a un psicólogo para que prepare emocionalmente al paciente.

Consejos previos a la operación de balón gástrico

Antes de someterte al tratamiento, recuerda los siguientes pasos:

  • Llegar al centro donde te van a hacer el procedimiento con suficiente antelación. debes ir acompañado, pues tras la sedación, que es bueno que te lleven a tu domicilio.
  • A la hora de empezar, te tendrás que recostar en una camilla.
  • Tu equipo médico iniciará el proceso de sedación.
  • Una vez que estás relajado, te introducirá el endoscopio por la boca.
  • El endoscopio llega hasta el estómago.
  • Una vez en el estómago, se procede al llenado del balón con una solución específica hasta ocupar el 60% de la capacidad que tiene el estómago.
  • Se extrae el endoscopio.
  • Cuando tu equipo médico comprueba que todo está bien, te podrás ir a casa. Solo tendrás una sensación extraña en el estómago.
Colocacion balón gástrico

Fase de adaptación al balón gástrico

Durante las primeras 48-72 horas se produce una fase de adaptación al balón que se suele llevar bien con las recomendaciones de dieta líquida y sintomáticos.

No se recomienda beber líquidos con las comidas, pero sí que te mantengas hidratado.

Luego hay que pasar a dieta blanda que se va progresando gradualmente a alimentos más consistentes, y comiendo varias veces al día en pequeñas cantidades, sin forzar demasiado.Debes seguir las pautas alimenticias propuesta por tu equipo de especialistas para que pronto puedas notar los resultados del balón intragástrico.

Alimentación con el balón gástrico

La dieta que hay que seguir tras la implantación de un balón intragástrico ayuda a reducir el porcentaje de grasa corporal, manteniendo la masa muscular. Los primeros días  (que son los de adaptación) seguirás una dieta líquida para pasar progresivamente a una dieta blanda , donde abundan las cremas de verduras, los caldos y los purés.

Tienes que tener en cuenta que tu forma de comer cambia, sobre todo al principio, ya que la cantidad de comida que puedes tomar es mucho más pequeña y, por eso, debe ser más selectiva. Toma alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas.

Ansiedad a la hora de comer

A la hora de comer, el control de la ansiedad es clave. Aquí tienes que contar con la ayuda del psicólogo y seguir las claves que te ha dado para lograr vencer la ansiedad. De esta forma, comerás mejor y sin remordimientos.

En cuanto a los líquidos, lo mejor es el agua, que también la puedes tomar a través de infusiones. Ahí, puedes elegir la que más te guste.

Lo que tienes que tener en cuenta es que la cantidad de peso que vas a perder dependerá de lo que cambies tus hábitos de vida. Por eso, lo mejor es seguir las recomendaciones de tu equipo de especialistas.

Preguntas frecuentes sobre la colocación del balón gástrico

Hay que tener en cuenta que pasados unos 6 meses, se retira el balón intragástrico. En ese periodo de tiempo se aprende a comer para tener una alimentación sana y saludable y adquirir uno hábitos de vida correctos.

Por eso, además de seguir la dieta para adelgazar diseñada por nuestro equipo de especialistas, debemos iniciar un plan de entrenamiento con el ejercicio adecuado, que se iniciará con suaves paseos y luego se irán incorporando ejercicios de mayor intensidad, siempre bajo la supervisión de nuestro equipo de especialistas.

El procedimiento es sencillo y rápido. En unos 20 minutos o como máximo media hora ya se habrá introducido el balón intragástrico.

Ten en cuenta que el balón quedará suspendido en tu estómago, pero descuida que no puede pasar al intestino.

El balón intragástrico no es una técnica permanente y se retira normalmente a los 6 meses de su colocación, pero depende de la técnica: 

  • El método BIG puede durar de 6 a 12 meses dependiendo de lo que indique el médico. Este método suele ser el más recomendado por los especialistas aunque todos los procedimientos los tiene que verificar el especialista
  • El balón ingerible puede estar en el estómago un máximo de 3 meses y después debe ser extraído con un endoscopio por el médico. 
  • El autobalón puede durar un máximo de 4 meses y después se deshace solo en el estómago. 

El balón gástrico no requiere de ningún tipo de cirugía, aunque el paciente debe estar sedado mientras el médico realiza la implantación. Una vez puesto el balón se llena con solución salina para evitar que pueda pasar al intestino y puede flotar libremente en el estómago. 

La diferencia entre banda gástrica y el balón gástrico o balón intragástrico (BIG) radica principalmente en un elemento clave: ambas son técnicas de reducción de estómago dirigidas a ayudar a perder peso, sin embargo, son muy diferentes tanto en los procedimientos como en su objetivo. El balón gástrico se debe retirar a los 6 meses, mientras que la banda gástrica, no se retira hasta que el médico lo indique. 

Aunque las complicaciones durante el tratamiento son muy raras, el balón gástrico puede producir irritación de la mucosa gástrica, úlcera o perforación gástrica. Y en muy pocas ocasiones un rechazo por parte del organismo.

Una vez terminada la colocación del balón, la recuperación del paciente es prácticamente inmediata. Es posible que los primeros días sienta náuseas o tenga vómitos, a veces es necesario unos días para adaptase al balón, pero desaparecerán enseguida.

Durante los dos días siguientes se aconseja que la alimentación sea a base de líquidos y posteriormente comenzar con dieta blanda. Poco a poco se irán incorporando alimentos, aunque se deben tener en cuenta los nuevos hábitos de alimentación. Se podrá llevar una vida normal con el balón.

El tratamiento con un balón intragástrico no termina después de la colocación, a partir de este momento será necesario acudir de forma regular al médico para ir controlando y adaptando la dieta. Así como estableciendo las nuevas rutinas, no solo de alimentación sino también de actividad física. Es un proceso que en ocasiones no es fácil por lo que se acude también a un psicólogo para que prepare emocionalmente al paciente.

Load More