Cómo mejorar la comunicación con tu pareja durante el embarazo

El embarazo es un momento único en la vida de una pareja por lo que suele ser una etapa llena de ilusión y felicidad. Sin embargo, durante el embarazo se suelen producir muchos conflictos y discusiones de pareja, suponiendo así un enorme reto para la relación sentimental. 

La disminución o ausencia de relaciones sexuales, los cambios en la mujer, los miedos o dudas para afrontar la maternidad/paternidad, son algunas de las causas por las que se producen peleas y discusiones de pareja.

Comunicación en la pareja: importancia de la comunicación durante el embarazo

La pareja está formada por dos personas con sus similitudes y diferencias, que no tienen porqué coincidir totalmente en sus ideas. Estar de acuerdo siempre es imposible, por ello es importante mantener una comunicación de pareja abierta en la que se pueda expresar lo que se siente y piensa, no con la intención de convencer al otro, sino con el fin de comprender los distintos puntos de vista. 

Tener una buena comunicación con tu pareja, basada en la honestidad y en la confianza de poder manifestar cualquier idea sin temor a ser juzgado o recriminado, permite crear una relación saludable y sólida

Embarazo y discusiones en la pareja

Por el contrario, una mala comunicación con tu pareja puede poner en peligro la relación y hacer que la convivencia sea destructiva. En ocasiones, los problemas de comunicación con la pareja se deben a que una o ambas partes no cuentan con las habilidades necesarias para aprender a expresar lo que piensa y siente de manera adecuada. La buena noticia es que estas habilidades se pueden aprender y entrenar, haciendo posible hablar de cualquier tema, por complejo que sea, sin necesidad de desencadenar una discusión

En la comunicación con tu pareja no solo importa qué se dice, sino también cómo y en qué contexto se hace. Dependiendo del tono, las palabras escogidas o las circunstancias en las que se produce, la comunicación puede ser enriquecedora y constructiva o, por el contrario, contribuir a agravar más las diferencias y los problemas de entendimiento.

Embarazo y relaciones de pareja: cómo mejorar la comunicación

Cómo superar una crisis de pareja durante el embarazo

“Estoy embarazada y discuto mucho con mi pareja” … Cómo evitarlo

A continuación, enumeramos una serie de recomendaciones para mejorar la comunicación con tu pareja y superar los posibles problemas que surgen durante el proceso de embarazo:

  • Practica la empatía: la empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro y comprender su postura, aunque no siempre la compartas. Intenta ponerte en el lugar de tu pareja no solo para conocer su punto de vista sino también para entender sus necesidades.  Sabemos que todo es nuevo, y para los padres primerizos, asumir y comprender los cambios que la madre está experimentando a lo largo de los meses de gestación, puede resultar difícil. Por eso, para evitar que la mujer embarazada sienta que su pareja no le apoya, es importante saber escucharla, ser atento, y tratar de empatizar con las nuevas sensaciones y sentimientos de la futura mamá.
  • Haz una escucha activa: cuando mantenemos una discusión, nos centramos más en cómo rebatir al otro que en escuchar lo que nos está diciendo. La escucha activa te ayudará a comprender mejor lo que tu pareja quiere decir y a ver tus argumentos desde otro punto de vista.
  • Evita las suposiciones: si quieres saber qué piensa tu pareja o cómo se siente sobre un asunto concreto, pregúntaselo abiertamente. Tampoco esperes que te lea la mente y haga suposiciones sobre lo que piensas. Aunque creáis que os conocéis en profundidad, no hagáis suposiciones sobre lo que piensa el uno o el otro, ya que es posible que os equivoquéis. 
  • No malinterpretes: en ocasiones la tensión y las emociones nos impiden entender bien el mensaje que nuestra pareja nos quiere transmitir y nos lleva a interpretarlo erróneamente. Si no estás seguro de lo que quiere decir, haz las preguntas que necesites para tener más claridad.
  • Evita las descalificaciones: nunca recurras al insulto, la agresión o el menosprecio. Esto es propio de personas que no saben comunicarse más que atacando o estando a la defensiva. Si este es tu caso, pide ayuda profesional para conocer las causas de este comportamiento y para aprender habilidades de comunicación. De lo contrario, tu relación estará abocada al sufrimiento y al fracaso.
  • Deja atrás el pasado: nunca aproveches una discusión para traer a colación temas del pasado que no estén zanjados. No dejes que el resentimiento se acumule y si hay algún tema pendiente, trátalo con calma en una conversación ad hoc.
  • No hables ‘en caliente’: cuando estamos muy enfadados, resulta difícil moderar el tono y escoger bien las palabras, por lo que terminamos diciendo cosas de las que nos arrepentimos. Espera a estar calmado antes de iniciar cualquier conversación delicada.
  • Escoge el mejor momento: a veces la urgencia por aclarar un tema nos lleva a iniciar una conversación difícil en momentos y lugares inapropiados que pueden generar gran tensión. No fuerces la conversación, ya encontrarás el momento de aclarar el tema en un momento cómodo para los dos.
  • No intentes ser siempre el centro: compartir experiencias personales con la pareja es muy enriquecedor. Si tiene la necesidad de hablar contigo sobre alguna vivencia concreta y profundizar en ella, préstale la máxima atención y no intentes monopolizar la conversación sacando a colación constantemente tus propias vivencias. Céntrate en tu pareja y en entender lo que quiere expresar, especialmente en momentos críticos del embarazo. Cuando haya terminado, comparte con ella experiencias similares que hayas podido vivir.
  • Utiliza las ‘palabras mágicas’: cuando nos equivocamos, es importante reconocerlo y decírselo a nuestra pareja. No siempre es fácil decir ‘perdón’ o ‘lo siento’, pero son palabras mágicas que pueden ayudar a restablecer una buena comunicación.
  • Convierte el diálogo en una rutina: la comunicación no es cosa de un día, sino que debe practicarse y alimentarse para que sea parte de la rutina. Dedicad todos los días unos minutos a compartir cómo estáis y cómo os sentís.  

¿Cómo solucionar la falta de comunicación en la pareja durante el embarazo?

Para mejorar la comunicación con la pareja es importante identificar los factores que favorecen la mala comunicación y tomar medidas para eliminarlos. Algunas de las recomendaciones anteriores, como practicar la empatía y la escucha activa, pueden ayudar a mejorar la calidad de la conversación con tu pareja y superar una crisis de pareja durante el embarazo.

Sin embargo, la comunicación es un ejercicio que requiere práctica, esfuerzo y constancia. Si las recomendaciones anteriores no mejoran la comunicación con tu pareja, no dudes en recurrir a ayuda profesional o terapia de pareja para atajar las causas y aprender estrategias de comunicación eficaz.

Lee más sobre pareja y embarazo

Consejos para padres primerizos durante el embarazo

Segundo mes de embarazo: síntomas

Coronavirus: embarazo y parto