Partes del ojo y sus funciones

  • Cornea: Tejido transparente de la capa externa del ojo que permite el paso de la luz hacia el interior del ojo.
  • Pupila: Diafragma ocular situado en el centro del iris. Su dilatación o midriasis permite el paso de mas luz y su contracción o miosis disminuye el flujo de luz al interior del globo ocular. Actúa como un diafragma de una cámara de fotos.
  • Iris: Tejido ocular cuyo color en la cara anterior determina el color de los ojos. En su centro se haya la pupila y en su periferia la trabécula esclerocorneal.
  • Conjuntiva: Tiene una función protectora de la esclera y de la unión con los parpados superior e inferior mediante el fondo de saco conjuntival. Tejido muy laxo y vascularizado.
  • Cristalino: Lente biconvexa situada detrás del iris y la pupila que aumenta su diámetro anteroposterior, haciendose más estrecho debido a la contracción o relajación del musculo ciliar, lo que permite que podamos enfocar las imágenes de cerca o de lejos.
  • Cámara posterior: No confundir con cámara vítrea, situada en la parte más posterior del ojo. La cámara posterior contiene al cristalino, su zónula o ligamento suspensorio y el humor acuoso, y esta situada detrás del iris.

  • Vasos sanguíneos en la retina: La retina esta irigada por la arteria y vena central de la retina rama de la arteria oftálmica, que al llegar al interior del ojo a travesando por debajo y el centro del fascículo óptico, se va a dividir en cuatro ramas, una nasal superior, otra nasal inferior, otra temporal superior, y otra temporal inferior.
  • Nervio óptico: Elemento situado en el lado nasal de la retina y lejos del centro visual ocupado por la mácula. El nervio óptico recoge las fibras nerviosas de la retina por donde discurren los estímulos visuales hacia el quiasma óptico, cintillas ópticas y área visual u occipital. Presenta en la funduscopia un aspecto blanco amarillento de bordes bien delimitados y una pequeña excavación central.
  • Mácula: Zona fundamental de la retina que recoge la mayoría de la visión central del ojo. De aspecto anaranjado y limites muy imprecisos, es una de las estructuras mas afectadas con la edad.
  • Humor vítreo: Tejido transparente que contiene una gran cantidad de ácido hialurónico, está formado por hojas trasparentes y gruesas a modo de tulipán, con una base junto al cristalino que ayuda a mantener la retina adherida a la coroides y el tono del polo posterior ocular.
  • Retina: Parte nerviosa del globo ocular. Es una proyección del cerebro embrionario formado por 10 capas similares a las del cortex cerebral. Presenta en su cara mas externa, las células nerviosas que captan el color y las formas.
  • Ligamentos del cristalino: Es el ligamento que va a unir la periferia del cristalino a los valles ciliares del cuerpo ciliar. La contracción o relajación del músculo ciliar tirará de estas cuerdas arrastrando al cristalino hacia la periferia o hacia el centro para permitir la acomodación.
  • Malla trabecular: También llamado trabécula esclerocorneal. Es un tejido criboso a modo de filtro o tamiz por dónde el humor acuoso sale del interior de la parte anterior del ojo hacia el exterior a través de los vasos esclerales.
  • Cámara anterior con humor acuoso: Espacio meniscal situado entre la cornea por delante , el iris y pupila por detrás y en su periferia circular por la trabécula esclerocorneal.

Las partes del ojo tienen como función transformar la luz en impulsos eléctricos que llegan al cerebro a través del nervio óptico. El ojo es un órgano complejo y fascinante que nos permite percibir en forma de imágenes aquello que nos rodea. Gracias al trabajo conjunto de las partes del ojo, conseguimos una visión tridimensional.

Anatomía del ojo

Capas del ojo

La pared del globo ocular está compuesta por tres capas:

  • Capa externa del ojo: Formada por la esclerótica, que es una membrana dura y blanquecina (el blanco del ojo), y en la parte anterior la córnea, que es un tejido fino y transparente.
  • Capa media: Contiene la coroides, formada por vasos sanguíneos y tejido conjuntivo; el cuerpo ciliar, que permite que el cristalino se acomode y enfoque correctamente, y el iris, que es la parte pigmentada y tiene en su centro la pupila.
  • Capa interna: Aquí se encuentra la retina, compuesta por fotorreceptores (bastones y conos) que perciben la luz y envían, a través del nervio óptico, las señales necesarias al cerebro para que la percepción de las imágenes sea posible. El centro de la retina se denomina mácula y es la responsable de la nitidez y del color de las imágenes.

Capa interna del ojo

La parte inferior del globo ocular está formada por tres cámaras:

  • Cámara anterior: Es la parte frontal del ojo, justo entre el iris y la córnea. El iris controla la cantidad de luz que entra en el ojo dilatando o constriñendo la pupila.
  • Cámara posterior: La cámara anterior y la cámara posterior son dos pequeños espacios separados por el iris y conectados por la pupila que están llenos de un líquido transparente, el humor acuoso. El humor acuosohumedece el cristalino, garantiza su nutrición y contribuye a mantener la forma de la porción anterior del ojo.
  • Cámara vítrea: Está entre el cristalino y la parte posterior del ojo. La retina, formada por los fotorreceptores que convierten la luz en impulsos nerviosos, ocupa al menos dos tercios de la cámara vítrea. La retina permite percibir las imágenes con detalle, también proporciona una visión lateral o periférica.

Coordinación de todas las partes del ojo humano

A pesar de la complejidad de todas las partes del ojo, el funcionamiento del ojo es relativamente sencillo: la luz penetra por la pupila, llega al cristalino y se proyecta en la retina, donde los fotorreceptores convierten la luz en impulsos nervioso que llegan al cerebro a través del nervio óptico.

Sin embargo, también entra en juego la refracción, necesaria para que la luz se pueda enfocar en la retina de manera adecuada. El 80% de la refracción en el ojo se produce en la córnea, mientras que el 20% restante ocurre en el cristalino, que se mueve o acomoda para aumentar y disminuir la capacidad de refracción.

En definitiva, la coordinación en las funciones de todas las partes del ojo, es imprescindible para su correcto funcionamiento. Visita al oftalmólogo con regularidad y siempre que notes algún tipo de molestia en cualquiera de las partes del ojo.