Hoy 11 de octubre en el Día Mundial de la Visión, os damos diez consejos para cuidar tus ojos, a los que, en ocasiones, por desconocimiento, no damos la importancia necesaria.

Visita a tu oftalmólogo

Porque una vez al año no hace daño, una revisión de la vista, aunque no sufras ninguna dolencia, nunca está de más, pues muchos problemas oculares no se manifiestan con facilidad, y cada vez estamos más expuestos a luces artificiales y agentes externos que dañan nuestra vista poco a poco sin darnos cuenta.

Visualiza también lo que comes

Sin duda, somos lo que comemos, y la alimentación, aunque no lo creamos también juega su papel en la salud de nuestros ojos, una dieta rica en vitaminas A y C, y el consumo de alimentos que contengan magnesio, ayudan a mantener una vista sana por más tiempo.

Cuida tus lentillas y cambia los cristales de tus gafas

Cuando sufres algún tipo de anomalía en la vista, tus gafas son tu ventana al mundo, por ello es importante cuidarlas de rozaduras y arañazos, sobre todo las lentes.

Además, debes limpiarlas con productos de óptica, pues el uso de jabones o productos de limpieza del hogar tienen ingredientes corrosivos que las estropean y hacen que forcemos la vista. Con respecto a las lentillas, debes llevar una rutina de limpieza para evitar posibles infecciones en tus ojos.

Cuidado con el maquillaje

Debemos tener especial cuidado con los productos y herramientas que aplicamos y acercamos a nuestros ojos cada día.

El uso de maquillajes de mala calidad o repletos de ingredientes químicos, pueden dañar tu vista a largo plazo. Además el uso del maquillaje debe ser personal, para evitar el traspaso de bacterias y el contagio de enfermedades, como la conjuntivitis o los molestos orzuelos.

Usa gafas de sol, también en invierno

El sol sale cada día del año, los rayos UVA dañan nuestra vista incluso en los días nublados. Por ello es muy importante el uso de gafas de sol todo el año, en especial en las horas centrales de día.

La tecnología, a distancia por favor

Es imposible concebir nuestro día a día sin el uso de ordenadores, móviles, portátiles, tablets y demás aparatos de última tecnología.

Como su uso es inevitable, al menos cuidemos nuestros ojos de la iluminación lead que desprenden, el uso de gafas con cristal de protección blue light, es una buena opción si tienes que pasar horas frente al ordenador en la oficina. Además evita el uso de este tipo de aparatos a oscuras, pues hace que forcemos más la vista para detectar mejor los movimientos de la pantalla.

Apartar la vista del ordenador de vez en cuando en la oficina, también nos ayudará a descansar los ojos.

La postura también importa

Aunque no lo creamos, nuestra postura corporal también influye en la manera que miramos, lo más recomendable es situarnos a una distancia de entre 50 y 70 cm, de aquello que tenemos enfrente, en especial si lo vamos a hacer durante un largo tiempo, como la pantalla de un ordenador durante la jornada laboral, la pantalla del cine o la televisión, etc. Además, es muy importante que la pantalla esté al mismo nivel de tus ojos para evitar forzar la mirada hacia arriba.

Hidratación, también para tus ojos

Los ojos también se secan, por ello, el uso de lágrimas artificiales recetadas por un oftalmólogo, te ayudarán a darles ese extra de hidratación perdida a lo largo del día. Beber agua regularmente también nos ayudará.

Los ojos también envejecen

El inevitable paso del tiempo también se refleja en nuestra visión, a partir de los 40 años, es más común la aparición de anomalías y enfermedades relacionadas con la vista. Por ello, es recomendable que aumentes tus visitas al oftalmólogo.

El descanso del guerrero

Los ojos también son un músculo que debe ejercitarse. Te damos un par de tips sencillos que puedes hacer en casa o en la oficina, para cuidar y descansar la vista.

  • La regla 20/20: Por cada 20 minutos mirando a la pantalla, parar y desviar la vista otros 20 minutos lejos del monitor, puedes aprovechar para hacer un descanso en la oficina, tomar un café o dar un paseo. La idea es que tus ojos también se tomen un break.
  • Relaja los párpados: Igual que al final del día nos dejamos caer en el sofá de casa para descansar tras una larga jornada, ¿Por qué no hacemos lo mismo con nuestros ojos?; Ciérralos suavemente durante unos minutos tapándolos con tus manos, o si lo prefieres, aplica unos paños fríos, notarás una sensación de alivio y relax y tus ojos lo agradecerán.