Existen una serie de ejercicios para mejorar la visión que, si trabajas delante de un ordenador durante muchas horas, pueden ayudarte a luchar contra la fatiga visual, que aparece cuando tenemos que fijar mucho tiempo la vista en un mismo punto.

Aunque es cierto que la tecnología ha avanzado mucho en el diseño de pantallas no reflectantes, es decir, con una luz que no daña tanto la vista, la realidad es que nuestros ojos sufren.

También hay que sumar otros factores como la sequedad de los ambientes de trabajo que no ayuda a mantener los ojos hidratados y bien lubricados. Pero sí hay una serie de ejercicios que nos pueden ayudar.

Ejercicios para mejorar la visión

Parpadear con más frecuencia

De vez en cuando hay que pararse y parpadear, cuando estamos trabajando frente al ordenador, de forma inconsciente dejamos de parpadear con la frecuencia necesaria, esto hace que los ojos se resequen.

Lo ideal es hacer uno de estos ejercicios para mejorar la visión cada cuatro o cinco segundos, de esta manera mantenemos una buena lubricación.

Intenta recordar que debes hacer este ejercicio con algún truco, como poner un post-it en tu zona de trabajo.

Ejercicios de relajación

Es sencillo, se trata de cerrar los ojos unos segundos y hacer movimientos circulares para masajear los ojos, con uno de estos ejercicios para mejorar la visión, se relajan los músculos oculares, y la realidad es que no hace falta ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo.

Dejar de mirar la pantalla y fijar la atención en un objeto

Solo necesitas unos segundos para hacer uno de estos ejercicios para mejorar la visión. Pronto notarás que incorporar esta rutina, tus ojos se sentirán más descansados.

Lubricar los ojos con lágrimas artificiales

Si sentimos los ojos cargados y la vista cansada, aplicar unas gotas de lágrimas artificiales te calmarán y ayudarán a que desaparezca el enrojecimiento.

Darles calor

Después de la jornada laboral, nuestros ojos necesitan relajarse, y practicar ejercicios para mejorar la visión, para ello, te recomendamos generar un poco de calor en tus manos, frotando ambas palmas, una vez hayas ganado temperatura, coloca las manos encima de lo ojos presionando de forma suave.

Adaptar las distancias

Cuando tenemos la vista fija en una distancia, ver objetos que no están cerca supone una adaptación. Para que esta sea lo más natural posible, dedica unos minutos a ver todos los objetos que tienes a tu alrededor. Empieza por uno y sigue buscando poco a poco el resto. Si tienes una ventana cerca, termina mirando por ella.

Uso de filtros

Existen filtros comerciales como los reticare que eliminan el 30% de la radiación que entra en nuestros ojos y filtros selectivos de la luz del espectro ázul que puede provocar degeneraciones de la retina a largo plazo.

En definitiva, como no podemos evitar trabajar durante horas frente a un ordenador, realizar estos sencillos ejercicios para mejorar la visión en la oficina, te ayudarán a mantener una buena salud ocular.