Hasta el 80% de los casos de ceguera pueden prevenirse, ya sea porque resultan de enfermedades prevenibles o porque pueden tratarse. Estos datos han sido facilitados por la Organización Mundial de la Salud, según la OMS calcula que cada cinco segundos una persona se queda ciega en el mundo.

¿Cuándo hacer la primera revisión oftalmológica a los niños?

Revisar la vista durante los primeros 24 meses de vida, es muy necesario examinar en niños prematuros el fondo de ojo durante sus priemras semanas de vida con el objetivo de detectar una posible retinopatía del bebé prematuro. Hay que prestar atención si el bebé muestra:

  • Lagrimeo
  • Conjuntivitis
  • Estrabismo
  • Movimiento rápido de los ojos
  • Córneas grandes
  • Fotofobia

Revisión vista de los 3 años a 8

Desde los 3 años hasta los 7 u 8 aproximadamente el sistema visual del niño se está desarrollando. Por lo que es importante prestar mucha atención si se percibe algún defecto visual, ya que se estará a tiempo de corregir. También en este periodo hay que identificar si las posibles dificultades en el aprendizaje están relacionadas con defectos visuales.

Durante la adolescencia puede haber un cambio de graduación a consecuencia de los cambios hormonales.

Revisión de la vista entre los 20 y 40 años

En esta franja de edad normalmente se suele estabilizar la graduación, por lo que muchas personas estudian la posibilidad de operarse de la vista con cirugía refractiva. Además, en este periodo es posible detectar problemas de presión ocular y fondo de ojo.

Revisión a partir de los 40 años

A partir de los 40 es aconsejable revisarse la vista en búsqueda de posibles síntomas de presbicia. Es necesario medir la presión intraocular, revisar el nervio óptico y evaluar el campo visual por si hay algún indicio de glaucoma, ya que una revisión se puede prevenir la pérdida irreversible de la vista.


Cómo se opera la presbicia



Revisión a partir de los 60 años

A partir de esta edad hay que prestar mucha atención a la degeneración macular asociada a la edad. Además las cataratas suelen provocar cambios en la agudeza visual y graduación, ya que es un proceso común asociado a que el cristalino envejece, pero se puede solucionar con la operación de cataratas.

También hay que revisar las posibles irregularidades que puedan surgir en la visión central.