El mundo del tatuaje es considerado un arte para muchas personas a quiénes les gusta decorar con tinta su piel. Sin embargo, algunos han sobrepasado todos los límites llegando tatuarse los ojos.

 Esta moda cada vez más extendida supone un gran peligro para la salud ocular. No debemos olvidar que los ojos son una de las partes más delicadas y sensibles de nuestro cuerpo.

A continuación te contamos en qué consiste la peligrosa moda de tatuarse los ojos y las consecuencias que tienen en la salud ocular.

 Tatuarse los ojos, ¿cómo?

 Esta práctica consiste en inyectar tinta en el globo ocular con el fin de poner de color, ya sea negro, azul, rosa, etc, el blanco natural de la esclerótica. Esto puede provocar lesiones en los ojos de manera permanente.

 El tatuaje de córnea

 Existe un tratamiento oftalmológico para personas que han perdido el brillo de su córnea, el médico especialista inyecta en los ojos del paciente, un medicamento que le ayuda a recuperar el color natural de este órgano, lo que se conoce como tatuaje de córnea.

Sin embargo, esta práctica médica nada tiene que ver con tatuarse los ojos con tinta por motivos estéticos o decorativos.

 Consecuencias de tatuarse los ojos

 Entre los peligros oculares que supone tatuarse los ojos, se encuentra:

  • Infección, inflamación e irritación del globo ocular

 Estos daños pueden ser temporales o permanente, y pueden hacer que el ojo deje de segregar la lubricación natural y necesaria para estar sano: Síndrome del ojo seco.

  • Pérdida de visión temporal o ceguera

 Tatuarse los ojos con tinta puede producir una hemorragia subconjuntival o provocar que el iris y los tejidos internos mueran, los ojos se vuelvan opacos y quedemos ciegos para siempre.

  • Infección en los párpados

 Tatuarse los ojos puede también producir infecciones en los párpados al entrar bacterias en el globo ocular.

  •  Problemas en el sistema nervioso y en el cerebro

 El ojo está rodeado de terminaciones nerviosas y mucosas que están expuestas, al inyectarles cualquier sustancia química como la tinta de los tatuajes, esta puede llegar a nuestro sistema nervioso e incluso a nuestro cerebro, provocando lesiones más graves que una simple irritación ocular.

  • Tatuarse los ojos puede provocar uveítis

 La uveítis en una enfermedad ocular que aparece por la inflamación de la capa media del ojo, situada entre la esclerótica y la retina.

Tatuarse los ojos, es una moda que puede poner en riesgo la salud ocular.

Por ello, ningún médico oftalmólogo, recomendaría en ningún caso llevar a cabo esta práctica, aunque el establecimiento de tatuajes haya pasado los controles sanitarios debidos.

En España, tatuarse los ojos es una práctica ilegal, pues el peligro de inyectar en nuestros ojos cualquier químico o producto que no tenga un fin médico, es siempre una irresponsabilidad.