10 consejos para la recta final con el balón intragástrico

Si elegiste el balón intragástrico como método para adelgazar probablemente ya te hayas dado cuenta de su gran eficacia y seguridad. El balón intragástrico es uno de los métodos no quirúrgicos más útiles para combatir la obesidad, especialmente en las personas que tienen un IMC superior a 30, lo que se corresponde con una pérdida de peso necesaria de entre 20 y 25 kilos.

Se trata de una técnica no permanente, con lo cual el balón que ocupa ahora parte de tu estómago se extraerá a los 6 meses de su colocación. Si te encuentras en la recta final del tratamiento, seguramente te preguntes cómo puedes optimizar la pérdida de peso durante las últimas semanas y, lo que es más importante, cómo mantener la pérdida de peso una vez extraído el balón.

 10 consejos que podrán ayudarte en esta recta final del balón gástrico

  • El balón intragástrico supone una ayuda temporal, por lo que depende de ti que los resultados se mantengan en el tiempo una vez finalizado el tratamiento. Voluntad y motivación son las claves para seguir adelante en este proceso.
  • En las últimas semanas de tratamiento es importante que no te relajes y que sigas a conciencia el plan nutricional establecido por tu equipo médico. Sólo si consolidas esos nuevos hábitos alimenticios podrás mantener o incluso prolongar la pérdida de peso una vez extraído el balón.
  • Incrementa la actividad física. Es importante que al finalizar el tratamiento el ejercicio físico sea un parte más de tu rutina diaria, ya que te ayudará a mantener estable el peso alcanzado. Tal vez sea hora de incorporar otras actividades o buscar nueva motivación en los deportes de equipo con familiares y amigos.

  • Cuando se retira el balón gástrico, lo normal es que tu apetito sea el proporcional al peso que has conseguido. No obstante, esto no tiene por qué traducirse en un consumo mucho menor de alimentos, ya que la consolidación de tus nuevos hábitos favorecerá una ingesta moderada.
  • Busca el apoyo de los médicos, nutricionistas y psicólogos que te atienden para resolver cualquier duda sobre la vida después del balón intragástrico.
  • Ahora que tu autoestima ha mejorado y sientes un mayor control sobre ti mismo, aprovecha el impulso para afianzar aún más tus hábitos de vida saludables y realizar cambios en tu vida personal, social y laboral.
  • Recuerda que gracias al balón intragástrico no solo has conseguido adelgazar, sino que además has ganado en salud. Comprueba cómo han mejorado tus parámetros generales de salud, como por ejemplo el riesgo cardiovascular, la hipertensión o la diabetes.
  • Comunica a tus familiares y amigos que tu tratamiento para la obesidad terminará pronto y que cuando llegue el momento necesitarás su apoyo para mantener los nuevos hábitos alimenticios aprendidos. La retirara del balón no puede significar de ninguna manera una carta blanca para el consumo descontrolado de alimentos hipercalóricos, sino el inicio de una nueva etapa en la que se debe consolidar todavía más lo aprendido.
  • El momento de la extracción del balón intragástrico no debe preocuparte, ya que es un proceso ambulatorio (no requiere hospitalización) sencillo y similar al de su colocación.No obstante, es importante que sigas la preparación y las recomendaciones de tu equipo médico durante los días previos a la fecha que hayáis acordado para quitarlo.
  • Y si quieres verte todavía mejor, no dudes en complementar esta nueva etapa con tratamientos para la eliminación de la flacidez y de la celulitis localizada. Consulta con tu médico, quien te ayudará a elegir las técnicas más adecuadas para que te encuentres cómodo con tu nueva imagen y consigas sentirte a gusto contigo mismo.