Adelgazar con hipotiroidismo puede parecer una tarea imposible, la tiroides es una glándula de vital importancia para la salud y el mantenimiento del equilibrio del organismo.

No sólo ejerce multitud de funciones esenciales, sino que también influye en la salud del sistema digestivo, cardiovascular, hormonal y en el funcionamiento del hígado, entre otros.

Síntomas del hipotiroidismo

Cansancio, fatiga, piel y pelo seco, tener frío de forma permanente y constante y aumento de peso son los signos más comunes del hipotiroidismo, que se produce cuando la glándula tiroides no produce la suficiente cantidad de hormonas tiroideas.

Aunque no hay una dieta específica para las personas que tienen hipotiroidismo, pero sí que hay una serie de recomendaciones que pueden ayudarles.

No obstante, si queremos adelgazar con hipotiroidismo, debemos acudir a un especialista para que nos diseñe una dieta personalizada para perder peso en función de nuestras necesidades.

Ese plan dietético estará supervisado por médicos, nutricionistas y psicólogos que nos ayudarán en todo momento a conseguir el objetivo de adelgazar con hipotiroidismo.

banner_peso_saludable

¿Qué alimentos puedo comer si tengo hipotiroidismo?

Esas dietas personalizadas para adelgazar seguirán las recomendaciones generales para las personas con hipotiroidismo, pero un equipo multidisciplinar las adaptará a nosotros.

En líneas generales, se recomienda un consumo de alimentos ricos en yodo, como las algas marinas y los mariscos y los pescados de mar en todas sus variantes, incluidas el sushi, los nigiris y el sashimi, además de los alimentos con gran aporte de selenio, entre los que se encuentra la carne de ternera, el pollo, el salmón, el atún, las nueces, los lácteos, los ajos y las cebollas.

Por otro lado, las personas que desean adelgazar con hipotiroidismo, tienen que tener cuidado con su dieta, puesto que hay algunos alimentos que pueden interferir con el tratamiento para regular la secreción de las hormonas.

Qué alimentos evitar si tenemos  hipotiroidismo

La soja

Tiene una gran cantidad de fitoestrógenos que puede aumentar el hipotiroidismo. Según un estudio del Centro Médico de Boston, los estrógenos pueden interferir con la capacidad que tiene el organismo para emplear las hormonas tiroideas.

El brócoli y el repollo

También se ha comprobado que estas verduras alteran la producción de las hormonas tiroideas, sobre todo en personas con deficiencia de yodo.

El gluten

Esta sustancia que se encuentra sobre todo en el trigo y la cebada puede irritar el intestino delgado. Esto puede hacer que la medicación que toman las personas con hipotiroidismo no se absorba de la forma adecuada.

Las grasas

Con las grasas pasa lo mismo que con el gluten, puede alterar el tratamiento. Por eso, se recomienda desterrar o reducir los fritos y olvidarse de la mantequilla, precocinados, dulces… sobre todo si el objetivo es adelgazar con hipotiroidismo.

El azúcar

Cuándo se padece hipotiroidismo, el metabolismo va más lento, por lo que hay que tener cuidado con los dulces, ya que son alimentos cargados de calorías que pueden hacer que nos llevemos más de un susto.

La fibra

El exceso de fibra puede ocasionar problemas a las personas con hipotiroidismo, ya que alteran el sistema digestivo y la absorción de la medicación para tratar su patología.

Las comidas preparadas

La gran mayoría de los platos preparados tienen un alto contenido en sodio que hay que evitar si se padece hipotiroidismo.

El café

Aunque falta constatarlo en estudios con un mayor número de pacientes, parece ser que la cafeína también interfiere con el tratamiento hormonal para el hipotiroidismo.

Por ello se recomienda a los pacientes tomar su tratamiento 30 minutos antes de desayunar, sobre todo si desayunan café.

El alcohol

Aunque amenta el peso en las personas, lo cierto es que aquellas que quieren adelgazar con hipotiroidismo, deben tener en cuenta que, interfiere en  la acción de las hormonas tiroideas.