Para evitar cometer errores te explicamos la importancia en de  la alimentación en el deporte para mejorar resultados. La realidad es, que cuando decidimos hacerlo, queremos ver resultados inmediatos, lo que muchas veces nos lleva a cometer el error de pensar que la clave está en entrenar durante más horas y con más intensidad.

Sin embargo, los expertos en nutrición deportiva coinciden, si quieres resultados, sé constante, deja que el tiempo haga su labor, y sobre todo, organiza antes lo que comes y cuando lo comes. Te contamos algunos consejos para evitar ir como pollo sin cabeza en tu rutina de comidas y ejercicio:

 La alimentación en el deporte ¿Cómo hacerlo?

En principio estamos haciendo las cosas bien, hemos comenzado la dieta perfecta para nosotros y nuestro carro de la compra está repleto de los alimentos que debemos comer. Pero, por alguna razón, decidimos saltarnos la parte en la que se nos indica en qué hora o momento del día tenemos que comerlo, con el objetivo de conseguir equilibrar nuestro proceso digestivo.

En primer lugar, es importante que en la alimentación en el deporte esperemos entre 45 y 90 minutos después de comer, para hacer cualquier tipo de ejercicio de cierta intensidad.

Sin embargo, es recomendable  comer algo ligero, siempre que no sea rico en grasas ni fibra, unos 30 o 40 minutos antes de entrenar.

banner_peso_saludable

El combo perfecto en la alimentación en el deporte

No se trata de incluir distintos tipos de nutrientes sin orden ni concierto. Aunque lo más recomendable es acudir a un endocrino o nutricionista para que nos ayude a elaborar la dieta que mejor se adapte a nuestra salud y estilo de vida, si podemos adelantarte que la combinación de proteínas, carbohidratos y grasas saludables, son esenciales para lograr, además de una salud de hierro, los resultados que esperas de los entrenamientos. Te contamos que te aporta cada uno de estos nutrientes:

  • Las proteínas son la gasolina de nuestros músculos y ayudan a construirlo para sentirnos más fuertes.
  • Los carbohidratos favorecen la quema de calorías, no tengas miedo a ese delicioso plato de pasta, si es integral, mejor, pues te aportará un extra de fibra. ¡Despídete del molesto michelín atrincherado en tu cintura!
  • Las grasas buenas, Las queridas grasas… Si lleváis tiempo sin veros, es el momento de reconciliaros, pues las necesitas para funcionar y tener energía cada día.

¡Sin excusas! si quieres perder peso, o simplemente, estar en forma, ponte en contacto con un nutricionista especializado, que organice y haga un seguimiento de un plan de alimentación y entrenamiento adaptado a ti.