Cada vez son más las personas que deciden consumir productos libres de gluten a pesar de no padecer ningún tipo de alergia o intolerancia, es decir, enfermedad celíaca. La prevalencia de la celiaquía en nuestro país, similar a la del resto de Europa, se sitúa alrededor del dos por ciento de la población general, afectando tanto a niños como a adultos (pacientes diagnosticados mediante biopsia intestinal). En efecto, esta patología puede aparecer a cualquier edad.

Según ha evidenciado un estudio realizado por Genius Gluten Free entre más de 1.400 personas, el 70 % de los españoles siente molestias después de las comidas a pesar de que el 76 % afirma cuidar su alimentación.

En cuanto al tipo de dolencia sufrida, el 65 % de las respuestas “están directamente asociadas con indicadores de intolerancia al gluten o celiaquía”.

En este sentido, los responsables del estudio han explicado que la pesadez es la mayoritaria (20%), seguida de la hinchazón (18 %), las pesadillas o dificultades para conciliar el sueño (12 %), la fatiga o cansancio (10 %) y la indigestión (5 %).

banner_peso_saludable

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia al gluten?

Las personas con intolerancia al gluten,  generan unos anticuerpos en su organismo que provocan diferentes reacciones, como náuseas, calambres, hinchazón en la boca, erupciones, congestión, dolor abdominal, diarrea, sangrado digestivo, etc.

¿Qué cereales contienen gluten y cuáles no ?

Una alimentación sin gluten no debe incluir los siguientes cereales: trigo, centeno, cebada, espelta, kamut (variedad de trigo), avena y triticale.

Sin embargo, el arroz, la quinoa, trigo sarraceno y granos de sorgo, no contienen gluten.

¡Ojo con los alimentos envasados! es importante leer cuidadosamente las etiquetas de los productos que compramos, pues la mayoría de los alimentos procesados, las salsas y aderezos con muchos ingredientes, pueden contener gluten.

Ante estos problemas, cada vez son más las personas que deciden consumir productos libres de gluten: este colectivo alcanza ya el 41 % de la población.  Dichas personas han objetivado una mejoría en la sintomatología digestiva, un cutis más luminoso, mayor energía o, simplemente, una mejoría en el estado de forma.