¿Es posible adelgazar de forma rápida y segura por técnicas endoscópicas?

La gran mayoría de nosotros somos conscientes que la obesidad es el “problema” del siglo XXI. Tener un peso saludable y una buena alimentación no sólo es necesario para encontrarnos mejor físicamente, sino que puede ayudarnos a evitar en un futuro problemas de salud.

A nuestro favor contamos con que la ciencia avanza cada vez más rápido y  actualmente existen gran cantidad de métodos muy eficaces y seguros para conseguir tener un peso saludable.

Uno de los métodos más utilizados para perder peso es por medio de la endoscopia, seguramente si nos dijeran esto hace veinte años no nos lo creeríamos, pero resulta que ahora además de ser una realidad, este tipo de técnicas tienen buenos resultados.

Tratamientos seguros y eficaces para adelgazar

  • El Método Apollo o también conocido como Gastroplastia  Vertical Endoscópica, es una técnica muy novedosa que por medio de una endoscopia se puede reducir el estómago realizando  una sutura en la curvatura del estómago. este tratamiento está especialmente indicado para aquellas personas con sobrepeso (15-35kg)  aproximadamente, lo que equivale a (obesidad grado I y grado II).  Antes de llevarse a cabo el tratamiento, los especialistas médicos deberán tener una historia clínica completa y diversos estudios complementarios, y a partir de dichos resultados, decidirá si la persona es apta para el tratamiento.

Balón intragástrico y Método Apollo

Otra técnica endoscópica muy conocida es el Balón Intragástrico, la principal diferencia con el Método Apollo  es que no es algo permanente, ya que el Balón Intragátrico se retira a los 6 meses (balón intragástrico aprobado por la FDA america), tiempo suficiente para que el paciente baje de peso y comience el proceso de reeducación alimentaria.

Tanto el Balón Intragástrico como el Método Apollo comparten dos aspectos muy importantes. En primer lugar, la recuperación, prácticamente a los pocos días de la intervención podemos volver a nuestra rutina. Y en segundo lugar, la capacidad de acompañarnos para lograr hábitos  alimentarios  saludables mientras se está bajando de peso.

Llevar un seguimiento médico adecuado es la mejor garantía para lograr los resultados esperados y que la persona poco a poco se vaya familiarizando con su nuevo estilo de vida.