Un año más llega el verano y te ha pillado con algunos kilos toca hacer la operación bikini. ¡Pero este año no estás dispuesta a perder el tren!

Entre las grandes aliadas para hacer la operación bikini  se encuentra la dieta proteinada, un plan nutricional que te permitirá bajar rápidamente de peso bajo un estricto control médico para garantizar que lo que pierdes son kilos y no salud.

operacion_bikini

Operación bikini pero sin riesgos

La dieta proteinada se basa en una alimentación rica en proteínas, eliminando el consumo de hidratos de carbono y grasas.

Esta dieta hace que el organismo entre en cetosis, un proceso metabólico que aparece cuando el organismo utiliza como energía la grasa acumulada al no poder obtenerla de los hidratos de carbono porque han sido eliminados de la dieta. Recuerda que todo este proceso tiene que ser seguido por un médico de forma continua, ya que es un proceso de adelgazamiento.

Como acabamos de decir, la dieta proteica o de proteínas siempre debe llevarse a cabo bajo control médico con el fin de garantizar la pérdida de grasa, pero no de masa muscular.

Diseñar la dieta

Para llevar a cabo esta operación bikini, los especialistas médicos diseñarán un plan nutricional basado en productos proteinados variados, fáciles de preparar y de integrar en tu alimentación diaria.

Asimismo, realizarán un seguimiento estrecho de tu evolución, midiendo distintos parámetros para asegurarse de que la dieta elimina tus kilos conservando tu salud y bienestar.

Por eso, la dieta proteinada suele incluir la prescripción de algunos complementos vitamínicos para cubrir todas las necesidades nutricionales que puedas tener durante este periodo.

banner_peso_saludable

Recomendaciones para la operación bikini

Seguramente una de las principales recomendaciones que recibas de tu médico para tu  operación bikini es que mientras sigues la dieta proteinada sea la de beber mucha agua.

Esto se debe a que durante la cetosis tu organismo producirá los denominados cuerpos cetónicos, compuestos químicos entre los que se encuentran la acetona, acetoacetato y beta-hidroxibutirato, que se eliminan principalmente por la orina y el sudor. Beber agua, así como realizar ejercicios que faciliten la sudoración, ayudará a eliminarlos rápidamente.

Como ves, la dieta proteinada puede convertirse en tu mejor aliada para conseguir que la operación bikini este año sí sea una realidad. Así que, ¡no lo pienses más y ponte en marcha!