¿Qué es la banda gástrica?

Enfrentarse a las comidas y cenas con una obesidad mórbida que supera los 40 no es tarea fácil, sobre todo después de haberse sometido a un tratamiento quirúrgico para perder peso, como puede ser la banda gástrica.

La banda gástrica ajustable es un procedimiento de cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad grave o mórbida, es decir, aquella en la que el paciente tiene un índice de masa corporal (IMC) superior a 35. Esta cirugía se realiza por laparoscopia y consiste en la colocación de una banda ajustable de silicona en la parte superior del estómago con el fin de restringir la ingesta de alimentos.

banda_gastrica

El procedimiento de una operación de banda gástrica

La banda gástrica se coloca, por vía laparoscópica, un anilla alrededor del estómago, justo donde se une al esófago, para limitar la cantidad de alimentos que se toman. Esa banda o anilla es ajustable según las necesidades e indicaciones que haya dado el médico.

Todo el procedimiento de cirugía bariátrica se lleva a cabo bajo anestesia local y tras su implantación el paciente debe seguir estrictamente las recomendaciones dietéticas marcadas por su médico; de esta forma, se evitará que aparezcan vómitos, náuseas y dolor de estómago.

Por eso, tras la implantación de la banda gástrica se recomienda seguir una dieta rica en proteínas con el fin de reforzar la pérdida de kilos obtenida con el procedimiento quirúrgico.

La banda gástrica ajustable actúa como un cinturón colocado en el estómago y para ajustarlo se rellena la parte interna de la banda con una solución salina.

Esto es posible porque la banda gástrica está conectada a un dispositivo que se inserta debajo de la piel a través del cual, se va inyectando la solución hasta alcanzar la compresión y ajuste deseados.

De esta manera se crean dos cámaras, una superior por encima de la banda que será más pequeña y alojará los alimentos y otra más grande por debajo de la banda a la que pasará posteriormente la comida. Así, se ingieren menos alimentos y se alcanza más rápido la sensación de saciedad.

banner_peso_saludable

Complicaciones de la Banda Gástrica

La aparición de complicaciones post-operatorias a medio, largo plazo tras la intervención, son menores, puede suceder que algún paciente presente una dilatación del reservorio, esta complicación puede resolverse por vía laparoscópica.

La esofagitis y el reflujo gastroesofágico son también las complicaciones más frecuentes.

De cualquier modo, la banda gástrica es una intervención que, siempre que se realice en un centro especializado, y con un equipo médico adecuado que lleve un seguimiento del paciente antes y después de la intervención, es una alternativa muy recomendable para el tratamiento de la obesidad.

5 razones por las que elegir la banda gástrica para perder peso

  1. Porque es un procedimiento que cuenta con el aval de varias sociedades científicas en la reducción del peso y porque es seguro y eficaz.
  2. No obstante, tienes que tener en cuenta que los primeros días pueden aparecer algunos problemas, como vómitos o dolor después de comer. Normalmente, esto ocurre si comemos una cantidad mayor de la pautada por nuestro equipo de especialistas o si no masticamos bien. Por eso, hay que comer despacio y con calma, masticando correctamente los alimentos. También tenemos que aprender a descifrar las señales que nos envía nuestro estómago para que dejemos de comer, cuando nos sentimos llenos.
  3. El estreñimiento también puede fastidiarnos los días posteriores a la colocación de la banda gástrica. La razón es bien sencilla: como comemos menos producimos menos heces. Pero no te preocupes, tu equipo de especialistas te dirá si es necesario recurrir a algún laxante. Eso sí, ni se te ocurra tomarlo por tu cuenta, puedes tener graves problemas.
  4. Pero estos pequeños inconvenientes no nos pueden desanimar para tomar la decisión de recuperar nuestra salud. Con la colocación de la banda gástrica no solo perdemos peso, también ganamos en salud, ya que aprendemos a comer bien y potenciamos nuestro nivel de actividad física, una de las patas fundamentales para adelgazar. Si somos sedentarios no lograremos bajar peso de una forma saludable.
  5. Por eso, normalmente y siempre que no haya contraindicación se recomienda empezar a hacer ejercicio físico tan pronto salgamos del hospital. A medida que nos vamos desprendiendo de los kilos de más, la actividad física se puede volver más activa. Es bueno empezar caminando poco a poco y cuando ya veamos que podemos iniciar algún otro ejercicio, una vez que hemos consultado con nuestro equipo de especialista, podemos enfrentarnos a ello.

Opiniones banda gástrica: 10 cosas que debes saber

Si estás pensando en la banda gástrica ajustable como una opción para el tratamiento de la obesidad, te contamos 10 cosas que debes saber sobre este procedimiento:

  1. En comparación con otras técnicas, como el bypass gástrico o la gastrectomía vertical, la banda gástrica es de las cirugías bariátricas menos invasivas, ya que no modifica la anatomía del estómago.
  2. Es una técnica segura, con una baja tasa de complicaciones y se realiza con anestesia general.
  3. Es reversible. La banda gástrica ajustable puede retirarse mediante una nueva intervención por laparoscopia y el estómago vuelve a su estado inicial.
  4. La pérdida de peso es más lenta que con otras técnicas de cirugía bariátrica. Aun así, permite perder cerca del 50% de los kilos que tienes de más.
  5. La banda gástrica limita la ingesta de alimentos pero no interfiere en la absorción de nutrientes, por lo que son menos frecuentes las deficiencias de vitaminas y minerales.
  6. Suele ajustarse entre cuatro y seis veces al año después de su colocación. Con estas correcciones se pretende asegurar que la banda gástrica esté lo suficientemente ajustada como para seguir desempeñando su trabajo.
  7. La esofagitis y el reflujo gastroesofágico son las complicaciones más frecuentes y afectan al menos al 15% de los pacientes.
  8. Algunas personas tienen que volver a ser intervenidas para cambiar la banda, ya que con el tiempo el estómago se desplaza hacia arriba a través de la banda y la cámara superior del estómago, que es la que recibe los alimentos, se hace más grande.
  9. Como en toda cirugía bariátrica, la colocación de la banda gástrica solo es el inicio de un proceso de adelgazamiento que implica el seguimiento estricto de una dieta personalizada y un plan de actividad física.
  10. Aunque sigue siendo una opción terapéutica adecuada para muchos pacientes, los buenos y rápidos resultados obtenidos con otros procedimientos de cirugía bariátrica, como el bypass gástrico, han hecho que la colocación de este tipo de bandas sea cada vez menos frecuente.

Resultados de la banda gástrica

El peso que se pierde tras la banda gástrica, es más o menos un tercio de los kilos que le sobran al paciente. Es importante que se continúe con un plan de alimentación y  una rutina de ejercicios marcado por nuestro equipo de especialistas. No hay que olvidar que una dieta personalizada es un buen aliado para conseguir nuestro objetivo, salir de la obesidad mórbida.

Recomendaciones alimentarias tras la banda gástrica

Además, hay que tener presente una serie de recomendaciones a la hora de comer.

  • Reducir la cantidad de alimentos y aumentar el número de comidas, cinco mejor que tres.
  • Comer despacio y masticando bien. Al tener la banda en la entrada del estómago, los alimentos tienen que estar bien triturados para no tener problemas.
  • Platos pequeños. Se recomienda utilizar platos de menor tamaño, porque además de que cabe una menor cantidad de comida que en un plato grande y al terminarlo pensamos que hemos comido más.
  • No beber líquidos después de las comidas para evitar que el estómago regurgite los alimentos. Pero sí tomar una media de entre dos y tres litros de agua al día, ya que si se sigue una dieta proteinada hay que beber líquidos para mantenerse hidratado.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, podemos adaptar los menús  a nuestras necesidades, sabiendo qué es lo que tenemos que comer, cuándo lo tenemos que hacer y en qué cantidad.

Las proteínas buenos aliados para la banda gástrica

Los alimentos altos en proteínas son perfectos para lograr mantener nuestro peso perdido tras la banda gástrica, así, las carnes de ave, los pescados y los mariscos son los alimentos ideales para poder compartirlos en la mesa con nuestros familiares y amigos, con los que debemos contar para que nos apoyen en el seguimiento de nuestro programa médico para perder peso. Su ayuda es imprescindible para conseguir los objetivos marcados y empezar el año con buenos propósitos y, sobre todo, con el peso adecuado.