La rosácea es una enfermedad crónica que afecta a la piel y a los ojos.

¿Cuáles son los síntomas de la rosácea?

Los síntomas son enrojecimiento facial, ardor,  hinchazón y piel engrosada

Muchas personas cuando han superado un brote de rosácea, quieren eliminar esas marcas por medio de tratamientos basados en luz, que tratan los vasos sanguíneos (rojeces difusas y telangiectasias).  

Incluso, si se tiene la rosácea activa (con pústulas) también se pueden corregir las marcas, pero en este caso con una energía reducida.

Pero, debemos tener en cuenta que los tratamientos basados en luz no eliminan las alteraciones que causan la rosácea, por tanto la afección puede reaparecer a la larga.

¿Sistema láser para corregir las rojeces causadas por la rosácea?

El Sistema Ellipse I2PL, es un tipo de láser que actúa en los pequeños vasos sanguíneos que causan la apariencia de rojeces.

También se puede utilizar tanto el aplicador PR+  como el VL+. La elección dependerá del fototipo de piel y el nivel de bronceado la persona que vaya a realizarse el tratamiento. En casos más desarrollados, se utiliza un pulso ligeramente más largo y cualquier vaso individual resistente puede tratarse con una sesión posterior.

A diferencia de algunos láseres, el tratamiento Ellipse I2PL de rosácea no es demasiado doloroso. La sensación del disparo es similar a la de un impacto de una goma elástica en la piel seguido de una sensación de calor similar a la experiencia de un día de exposición al sol. Habitualmente se requieren entre 3 ó 4 sesiones de tratamiento.

En definitiva, si estáis  pensando en eliminar las cicatrices causadas por la rosácea mediante el sistema Ellipse, os recomendamos que habléis con vuestro dermatólogo para confirmar que podéis someteros al tratamiento.