Consejos pre- y post-peeling:

Algunos peeling precisan una preparación particular de la piel que evita o disminuye efectos secundarios, durante una semana o dos antes del tratamiento, que le indicará su médico.

Después del peeling, teniendo en cuenta la profundidad de actuación del mismo y los efectos secundarios acompañantes, se aconsejan una serie de cremas reparadoras, cicatrizantes, calmantes y de protección solar máxima. Así mismo, se desaconseja en las horas siguientes: uso de sauna, baño de vapor, piscina comunitaria, ejercicio físico intenso, probar cosméticos, uso de perfumes y bisutería. El médico revisa con cada paciente los cosméticos que está utilizando de forma habitual y los adaptará en cada caso.

Contraindicaciones:

Como en todos los tratamientos médico-estéticos, está contraindicado la realización de estos tratamientos en personas que estén pasando o hayan pasado por un proceso cancerígeno en los últimos 3-6meses, así como la realización de quimioterapia, radioterapia, tratamientos inmunosupresores, enfermedades infecciosas de la piel, heridas abiertas, cicatrices recientes, operaciones recientes, embarazo, lactancia, alergia a alguno de los principios activos de los peeling químicos, enfermedades dermatológicas con signo Nikolsky positivo.

Siempre se realiza apertura de historia clínica para la correcta indicación del tratamiento, valorando todos los posibles efectos secundarios con el paciente. En algunos pacientes, pueden presentar efectos secundarios mayores que los beneficiosos y, ese riesgo, debe estar presente en todo momento.

Tratamientos complementarios:

Tan numerosos y variados son los posibles tratamientos complementarios como los objetivos a conseguir en función de cada persona:

  • En el caso del acné activo, la combinación con radiofrecuencia tipo Indiba y/o Luz Pulsada Intensa tipo Ellipse consigue resultados más satisfactorios.
  • Cuando hablamos de pieles con cicatrices causadas por el acné, podemos combinar ese peeling con Luz Pulsada Intensa (si son cicatrices rosadas), o con Láser CO2 Fraccionado (si son blanquecinas). En ambos casos, puede estar indicada la bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas (PRP), y/o ácido hialurónico y péptidos.
  • Las pieles envejecidas con manchas melánicas, alteraciones vasculares (arañas vasculares, rojez difusa, telangiestasias), disminución del grosor de la dermis… son candidatas a la realización de un programa de reparación global de la piel mediante el uso programado de: radiofrecuencia tipo Indiba, IPL tipo Ellipse, mesoterapia bio-estimuladora (PRP, ácido hialurónico, vitaminas y péptidos), agentes inductores de la formación de colágeno en planos más profundos (hidroxiapatita cálcica, policaprolactona, ácido l-poliláctico, hilos PDO), y/o el uso de recuperadores de los volúmenes que se deterioran en el proceso de envejecimiento (ácido hialurónico reticulado, hidroxiapatita cálcica, policaprolactona, ácido l-poliláctico)

Una piel sana comienza con el establecimiento de una serie de cuidados desde edades tempanas: alimentación saludable, ejercicio físico y protección solar son los pilares básicos.