En otoño recupera luminosidad perdida al estar expuesta al sol, mar, piscina

El sol, el mar, el viento al que hemos estado expuestas desde hace unos meses, aun con cremas de protección solar, han hecho que nuestra piel haya perdido parte de su luminosidad. Al paso de esos elementos también hay que añadir el paso de los años.

Pero no nos debemos de resignar, podemos volver a lucir una piel tersa y suave si nos ponemos en manos de un equipo especializado en medicina estética que estudiará nuestro caso y nos propondrá la solución más adecuada.

Opciones para recuperar luminosidad en la piel

  • La mesoterapia facial con vitaminas. Es decir, administrar una serie de vitaminas, antioxidantes, ácido hialurónico y otras sustancias para que la piel recupere el paso del tiempo. Se trata de una vuelta al pasado. Con la mesoterapia facial se consigue tener menor flacidez en la cara y en el cuello, que son las zonas más castigadas por el sol. Eso se consigue porque se estimula a la piel para que produzca más colágeno y elastina, lo que le devuelve la juventud.

  • El rejuvencimiento facial con IPL, es decir con luz intensa pulsada. Recibe esta siglas que provienen del término en ingles Intense Pulsed Light (IPL). Esa luz se dirige fundamentalmente a las zonas que se han oscurecido a consecuencia del sol. Además, también con esta técnica se favorece la producción de colágeno, lo que hace que se mejore el aspecto de la piel. Se hace de forma rápida y segura y no duele. Esta técnica es ideal para terminar con las manchas que sale a consecuencia de la exposición al sol. Al eliminarlas, la piel recupera su aspecto más saludable y luminoso.
  • El peeling, es el método por excelencia para obtener una buena hidratación de la piel y con él se consigue un volver a tener una piel más joven. Con el peeling se eliminan todas las células muertas y, por eso, se consigue que la hidratación sea más efectiva puesto que penetra hacia las zonas internas de la piel. De esta forma, se consigue fortalece la producción de colágeno y elastina que son los responsables de dar luminosidad a nuestra piel.

Tienes que tener en cuenta que para optar por la solución más adecuada para tu caso, lo más recomendable es consultar a un equipo en medicina estética. Después de analizar y valorar tu caso, te recomendará el tratamiento que más se ajuste a tus características y que más te pueda ayudar a que tu piel no sea la que muestre tu edad.