Bajo nivel de testosterona y la salud masculina

La testosterona es la principal hormona sexual masculina y se asocia a la virilidad. Aumentar la testosterona suele ser una preocupación de muchos en términos de salud masculina.

Se produce en los testículos y su presencia en el organismo tiene consecuencias físicas, psíquicas y metabólicas en las diferentes etapas de la vida.

¿Cuál es la función de la testosterona?

Desde que comienza la formación del feto, la testosterona se encarga de definir las características masculinas.

En la pubertad, entre otras cosas, desencadena el desarrollo de los órganos del aparato reproductor, la aparición del vello facial, del aumento de la masa muscular y ósea y el cambio en el tono de voz, que se vuelve más grave.

Es en la madurez donde la testosterona tiene una importancia vital, afectando al deseo sexual y al carácter. Las mujeres también producen esta hormona en los ovarios, aunque en mucha menor medida.

¿Cómo saber si tienes falta de testosterona?

Si eres hombre entre 30 y 40 años, a partir de ahora, la testosterona empieza a disminuir lentamente de manera natural. En caso de presentar algunos de estos síntomas te recomendamos que consultes con tu médico:

  • Sofocos ocasionales con sudoración excesiva
  • Disminución de la libido o deseo sexual
  • Disfunción eréctil
  • Fatiga
  • Depresión o irritabilidad
  • Menor tolerancia al ejercicio y menor fuerza
  • Reducción en la frecuencia del afeitado
  • Mayor sudoración y transpiración nocturna
  • Baja concentración o memoria

Además de estos síntomas, que puedes percibir con mayor o menor intensidad, la falta de testosterona se asocia con pérdida de calidad del esperma, crecimiento de las mamas, problemas óseos y alteraciones en la salud urinaria.

Causas de la falta de testosterona

Como hemos mencionado antes, la edad es un factor determinante, aunque la falta de testosterona también puede deberse a enfermedades u otros factores.

Hipogonadismo

Patología que impide el funcionamiento normal de los testículos y que se asocia con trastornos hormonales y genéticos.

Síndrome de déficit de testosterona

Conjunto de síntomas que aparece con el envejecimiento del hombre. Se presenta poco a poco y está relacionado con hipertensión, obesidad, altos niveles de lípidos o diabetes, aunque varía en función de cada paciente. Las alteraciones producidas por este síndrome afectan de manera directa al plano sexual, psíquico y físico, disminuyendo la calidad de vida de los afectados.

Medicamentos y tratamientos

Algunos tratamientos como la radiación alteran a veces el funcionamiento de los testículos.

Lesiones

Los traumatismos se asocian en ocasiones con una bajada en la producción de hormonas masculinas.

Estilo de vida

El estilo de vida es otro de los factores que influye de manera notable en los niveles de testosterona. La falta de sueño, la obesidad, el abuso de drogas y alcohol y el sedentarismo podrían ocasionar una disminución de la hormona en el organismo.

¿Cómo aumentar los niveles de testosterona?

Para aumentar los niveles de testosterona existen diferentes opciones. Por ejemplo tratamientos médicos a base de geles, parches cutáneos, pastillas o inyecciones. Estos tratamientos utilizan hormona masculina sintetizada en el laboratorio.

Si te sometes a alguno de estos tratamientos, recuerda que existen importantes riesgos, por lo que debes seguir siempre las recomendaciones de tu médico. Durante el tratamiento, pueden aparecer edemas en las articulaciones de piernas y pies, acné, respiración irregular durante el sueño o un crecimiento considerable de la próstata, así como una mayor presencia de vello corporal.

Existen medidas más naturales para aumentar los niveles de testosterona. Diversas investigaciones señalan que un cambio en el estilo de vida también elevaría la testosterona. Una alimentación equilibrada, descansar un número de horas adecuado, realizar una actividad física notable, no consumir drogas, alcohol y otras sustancias influye en la producción de la testosterona.

¿Qué nivel de testosterona es normal?

Las mediciones habituales en un examen de testosterona muestran niveles normales de testosterona en la sangre, como:

  • Hombres: 300 a 1,000 nanogramos por decilitro (ng/dL) o 10.41 a 34.70 nanomoles por litro (nmol/L)
  • Mujeres: 15 a 70 ng/dL o 0.52 a 2.43 nmol/L

 

Niveles altos de testosterona

Ten en cuenta que niveles de testosterona demasiado elevados también tienen consecuencias perjudiciales para la salud. Alteraciones en el estado de ánimo, cambios bruscos de humor, irritabilidad o incremento de la agresividad son algunas de ellas.

Alimentos para aumentar la testosterona

Existen alimentos que ayudan a aumentar la testosterona; estos alimentos pueden ser beneficiosos para el aumento de testosterona al contener cantidades de nutrientes como proteínas, vitamina D y zinc

  • Alimentos con un alto contenido en proteínas: leche desnatada y otros lácteos, carne baja en grasas, soja, bacalao, frutos secos, atún…
  • Alimentos con zinc: espinacas, chocolate, las ostras, setas y champiñones, calabaza…
  • Alimentos con altos niveles de vitamina D: salmón, panificados, cereales, huevos…