¿Qué es el bypass gástrico?

Para tratar la obesidad, especialmente los casos más graves como la obesidad mórbida, existen diferentes tratamientos, entre ellos el denominado bypass gástrico.

El bypass gástrico es un tipo de cirugía bariátrica dirigido a personas con un problema grave de obesidad, mediante la cual se reduce el tamaño del estómago de tal forma que el paciente siente saciedad con menor cantidad de comida.. Este tipo de cirugía de reducción de estómago se fundamenta en un criterio restrictivo -reduce la capacidad del estómago para que solo se puedan ingerir pocos alimentos- y en un criterio malabsortivo -disminuye la cantidad de nutrientes que el estómago puede absorber al eliminar del proceso de digestión parte del estómago y del intestino-.

Este procedimiento se lleva a cabo mediante laparoscopia, siempre y cuando lo permitan las condiciones del paciente. La operación de bypass gástrico está dirigida a aquellos pacientes que necesitan perder bastante peso y que tengan un IMC mayor de 40 (en hombre que pasen más de 45 kilos de su peso ideal y en mujeres más de 36 kilos) o bien IMC entre 35 y 40 y sufran diabetes, apnea del sueño o alguna cardiopatía.

Antes de la operación de bypass gástrico

Antes de someterse a una operación de bypass gástrico el médico ha realizado una serie de pruebas y reconocimientos para conocer el estado de salud del paciente y determinar si es un candidato idóneo para este tipo de intervención. Como esta operación se debe realizar con anestesia general en las pruebas preoperatorias se incluirán las correspondientes para el anestesista.

El paciente debe implicarse mucho en todo el tratamiento, unos días antes de la operación comenzará con una dieta especial a base de líquidos dirigidos a limpiar el tracto intestinal más que a comenzar a perder peso.

¿Cómo se realiza el bypass gástrico?

El día de la operación el paciente primeramente será pasado a quirófano y anestesiado. El procedimiento se lleva a cabo por vía laparoscópica. Se realizarán aproximadamente unas cinco incisiones de 1 cm, más o menos, para poder introducir el instrumental adecuado.

Una vez introducido el instrumental se seccionará el estómago dejando una bolsa con una capacidad aproximada de unos 50 cc donde entrará la comida. Esta pequeña bolsa estomacal se unirá al intestino delgado en la parte baja, de tal forma que no se absorben gran parte de los nutrientes de los alimentos.

Cómo es la cirugía bariátrica

Primera parte de la cirugía del bypass gástrico

En primer lugar, el cirujano dividirá el estómago en dos partes, una superior, más pequeña, y otra inferior mayor. La sección pequeña se denomina bolsa y es donde se digerirán los alimentos que se van a consumir.

Segunda parte de la cirugía del bypass gástrico

La segunda parte de la intervención es la denominada derivación,  el cirujano conectará la bolsa con el intestino delgado saltando un fragmento, de manera que solo se empleará cerca del 60%.

De esta manera, además de reducir la cantidad de alimentos que se toman, se disminuye también la absorción de calorías en el intestino. La consecuencia directa de esta técnica es perder peso.

Antes de someterse a esta intervención, se debe tener en cuenta que el paciente recibirá anestesia general, y que, como en toda cirugía, existen riesgos y posibles complicaciones.

La técnica laparoscópica tiene como ventajas que es menos invasiva, menos dolorosa y la recuperación es más rápida frente a la cirugía abierta.

La aplicación de una u otra técnica dependerá de la elección del cirujano, en función de las características del paciente, aunque en la mayoría de los casos la técnica de elección es la cirugía laparoscópica.

Después de la operación de bypass gástrico

Este procedimiento es muy seguro y eficaz, pero necesita un tiempo de recuperación tanto por la aplicación de la anestesia como por la cirugía realizada en el estómago. Aunque al llevarse a cabo mediante un laparoscopio la recuperación es mucho más rápida que si fuera una cirugía abierta.

Durante la primera semana se realizará un reposo relativo y una ingesta reducida de alimentos basados principalmente en líquidos. Posteriormente, por semanas, se irán incluyendo otro tipo de alimentos con texturas blandas o líquidas –purés, verduras, caldos, carnes, pescados, frutas, etc- hasta que a las cuatro semanas, aproximadamente, se puede comenzar a tener una dieta normal, dentro de las especificaciones realizadas por el médico y/o nutricionista.

En cualquier caso, el paciente debe ser consciente que a partir de someterse al tratamientos deberá adquirir unos hábitos saludables tanto de alimentación como de ejercicio para alcanzar el objetivo deseado. Esta técnica permite perder hasta un 80% del exceso de peso pero la implicación del paciente es fundamental en la cantidad definitiva.

¿Para quién está indicado el bypass gástrico?

Según la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO), la cirugía de reducción de estómago está indicada para los pacientes con obesidad mórbida que presenten índices de masa corporal (IMC) superiores a 40kg/m2, o bien para aquellos con obesidad grave (IMC>35kg/m2) y que además tienen patologías asociadas.

Además de la obesidad mórbida, normalmente se recomienda a pacientes que cumplan ambas condiciones:

  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico.
  • Personas con alto riesgo cardiaco. 
  • Personas que sufran de hipertensión
  • Niveles de colesterol elevados. 
  • Apneas obstructivas del sueño
  • Diabetes tipo 2.

Con esta técnica se puede adelgazar entre 5-10 kg al mes en el primer año después de hacerse el bypass gástrico.

La pérdida de peso disminuirá con el tiempo y, como siempre, dependerá si el paciente reeduca sus hábitos dietéticos con  una dieta y un plan de ejercicios adecuado. Según los expertos, se puede perder la mitad o más en los primeros dos años.

Todos los programas de tratamientos de obesidad deben acompañarse de una valoración previa del médico, el nutricionista y el psicólogo para analizar estas áreas:

  • Control médico preventivo y terapéutico.
  • Control y valoración dietética (índice de dieta saludable).
  • Control y valoración de estilo de vida y salud emocional (índices de calidad de vida).

Esta valoración multidisciplinar central será la base del seguimiento por todo el equipo de especialistas para los cambios de hábitos de comida y de estilo de vida sano sean  el punto de partida inicial para ver cual si el bypass gástrico es el tratamiento más adecuado para la obesidad.

Beneficios del bypass gástrico

  • Aumento de la esperanza de vida: La obesidad mórbida normalmente disminuye considerablemente la esperanza de vida, porque afecta a muchas otras partes del cuerpo y aumenta las probabilidades de sufrir cáncer, entre muchos otros problemas.
  • Aumento de la salud y retorno a la vida normal: Los pacientes pueden volver a vivir de manera común muchas de las actividades que la enfermedad los había obligado a dejar. 
  • Mejora de la autoestima: Según los estudios médicos y opiniones de los pacientes que se han sometido al bypass gástrico, la autoestima mejora considerablemente cuando se puede volver a disfrutar de la vida con más tranquilidad, después de haber eliminado el exceso de peso de manera satisfactoria. 

Todas las operaciones de reducción de estómago están supeditadas a un plan para adelgazar adjunto, después de la operación que debe seguirse con mucha dedicación para que el proceso de reducción de estómago sea satisfactorio. 

Preguntas frecuentes sobre el bypass gástrico

Normalmente no, en algunos casos es posible, ya que la cirugía es solo una técnica para intentar controlar lo que la persona come. Se necesita de la cooperación del paciente y un cambio en los hábitos de vida para que la intervención sea completamente exitosa.

En general, el bypass gástrico y otras cirugías para la pérdida de peso podrían ser una opción adecuada para ti en los siguientes casos:

  • Sí tu índice de masa es superior a 40
  • Sí tu índice de masa supera 35 y presentas algunas de las condiciones que mencionamos anteriormente como diabetes tipo 2
  • Dolor generalizado
  • Sensación de cansancio, como si tuvieras influenza
  • Sensación de frío
  • Piel seca
  • Debilitamiento o caída del cabello
  • Cambios de humor

Aunque la cirugía de bypass gástrico es muy segura, como toda operación tiene sus posibles riesgos:

  • No seguir el plan de adelgazamiento y sufrir un efecto rebote. 
  • Hemorragias, infecciones, reacciones a la anestesia y complicaciones respiratorias.

Complicaciones severas (Del 2 al 3% de los casos): 

  • Obstrucción intestinal, síndrome de dumping, hernias, hipoglucemia, desnutrición. 
  • Fistulas en el estómago que aumenten la probabilidad de otras enfermedades. 
  • Anemia crónica.

Laparoscopia: es una cirugía para examinar órganos pélvicos, mediante el uso de un instrumento de visualización llamado laparoscopio. La cirugía también se usa para tratar ciertas enfermedades de los órganos pélvicos.

El tiempo de intervención suele ser de una media de tres horas. Tras la intervención es frecuente que el paciente tenga que pasar al menos una noche en Cuidados Intensivos.

Load More