El estrabismo es un problema ocular que se produce por la pérdida de paralelismo de los ojos, de manera que estos no miran al mismo punto a la vez: mientras uno enfoca a un objeto, el otro se desvía en otra dirección.

En un ojo sano, estrabismo y el cerebro produce una única imagen tridimensional.

Sin embargo, en el estrabismo los músculos no controlan los movimientos de los ojos de manera simultánea, por lo que pierden la alineación y el cerebro recibe una imagen de cada ojo que es incapaz de fundir en una sola, produciéndose una doble visión.

El cerebro soluciona este problema de doble visión suprimiendo la imagen que le proporciona el ojo desviado, de manera que la imagen que se percibe ya no es tridimensional y la calidad visual se deteriora.

¿Por qué un ojo desviado?

La supresión de la visión del ojo desviado por parte del cerebro puede tener importantes consecuencias para la salud ocular, ya que poco a poco se pierde la visión de ese ojo y se desarrolla ojo vago o ambliopía.

Se pueden establecer 3 tipos:

  • Estrabismo Horizontal (endotropia, exotropia).
  • Estrabismo Vertical.
  • Estrabismo Torsional.

¿Cómo diagnosticarlo?

El estrabismo suele diagnosticarse en la niñez y si no se corrige puede tener un gran impacto en la autoestima y en la salud ocular de los más pequeños. En los adultos su aparición se asocia a la presencia de otras enfermedades que obligan a que un ojo compense los problemas de visión del otro, como las cataratas, tumores cerebrales o accidentes cerebrovasculares (ictus).

Ante cualquier sospecha de un problema de estrabismo es importante acudir al especialista, incluso si se trata de bebés de corta edad, ya que nunca es demasiado pronto para cuidar de la salud ocular. Si el estrabismo es muy evidente, bastará con un sencillo test visual para diagnosticarlo; en los casos muy leves es posible que el oftalmólogo decida establecer un periodo de seguimiento para ver si se va corrigiendo de manera natural conforme se desarrolla el bebé.

¿Puedo corregir el estrabismo?

El tratamiento del estrabismo pasa por el uso de gafas, un parche temporal o la cirugía correctora:

Gafas

Constituyen el primer escalón en el tratamiento de este trastorno.

Parches

El parche se sitúa sobre el ojo sano que no presenta desviación y que tiene una mejor visión. Esto hace que el ojo más débil se fortalezca y ayuda a rectificarlo.

Inyección de Toxina Botulínica

Puede combinarse con los demás tratamientos y en algunos casos puede evitar la cirugía.

Cirugía

Cuando las opciones anteriores no funcionan, se puede recurrir a la cirugía, que consiste en debilitar o reforzar los músculos que controlan el movimiento de los ojos para evitar que se desvíen.