A pesar de que la presbicia o vista cansada es causa del inevitable paso del tiempo, tiene diferentes soluciones, en la actualidad existen tratamientos como la operación de presbicia que son seguros y eficaces para corregir este problema, y permiten prescindir de gafas y lentillas.

La presbicia

La presbicia o vista cansada  hace que el ojo no sea capaz de enfocar bien de cerca, es un proceso inevitable y  natural a medida que envejecemos.  Y es que en lugar de enfocar la imagen directamente sobre la retina, se enfoca detrás de ella. Esta anomalía surge de manera natural, pues la vista cansada está asociada al envejecimiento

Esta pérdida de la capacidad del ojo para enfocar de cerca, lo notamos principalmente en cosas cotidianas, así, leer el periódico, por ejemplo, o enhebrar una aguja, puede resultar bastante complicado y prácticamente imposible acertar, además, si trabajamos con el ordenador y estamos muchas horas, puede ocasionarnos fatiga visual  y dolor de cabeza.

La operación de presbicia

La operación de presbicia o vista cansada no es una cirugía apta para todo tipo de pacientes.  Por lo que el oftalmólogo será quien valore el caso concreto y determinará qué tipo de tratamiento es el más adecuado.

¿ Volverá a aparecer la presbicia?

La operación de presbicia o vista cansada es muy eficaz, pero con el inconveniente de que su efecto es limitado en el tiempo ya que la vista cansada va aumentando hasta los 60 años y si una persona se opera con menos de esa edad sus ojos van a seguir con el proceso natural de envejecimiento. Salvo que se opere mediante cirugía del cristalino transparente e implante de lente trifocal. Por eso el especialista que esté tratando tu presbicia o vista cansada te aconsejará qué soluciones tienes adecuadas a tu edad y estado de presbicia.