No reconocerse tras adelgazar mucho, es una percepción completamente normal y humana,  puede que sea un efecto secundario de perder muchos kilos o simplemente que te lo has imaginado tantas veces que, cuando por fin te ves en el espejo, no reconoces que eres tú.

Estás acostumbrado a verte gordo o, simplemente, no  te mirabas en el espejo porque cuando mirabas, no te gustaba lo que veías. Tener obesidad mórbida no es algo agradable, nadie quiere ver su cuerpo con kilos de más que además pueden poner en riesgo la salud.

banner_peso_saludable

La cirugía bariátrica para tratar la obesidad

Has decidido terminar con esa situación. Tras mucho valorarlo y asesorarte, por fin te has sometido a una reducción de estómago con el fin de adelgazar.

Tras la intervención de cirugía bariátrica has visto cómo han desaparecido esos kilos que te convertían en una persona obesa. ahora toca aprender a alimentarse correctamente con el seguimiento de un plan nutricional y de ejercicio propuesto para poder mantener el peso correcto y no volver a la situación anterior.

Dismorfia corporal: No reconocerse tras adelgazar mucho

No te preocupes si después de la cirugía te sientes un poco bajo de ánimo. Es normal. Cualquier intervención quirúrgica lleva un tiempo de recuperación que hace que te puedas desanimar. Si a esto le añades que, al verte en el espejo casi no te reconoces, la situación de angustia puede ser aún mayor.

En ocasiones, a las personas que se someten a una reducción de estómago por cualquiera de las opciones disponibles:

método Apollo, método Pose o cirugía bariátrica, les puede pasar como a las personas que tienen un trastorno de la alimentación y no ven su cuerpo tal y como es.

Es lo que se conoce como dismorfia corporal, donde la persona que lo sufre ve algún defecto de su cuerpo de forma exagerada, o bien ve un defecto donde no lo hay.

Ayuda psicológica para aceptar tu nuevo aspecto

No te preocupes, no reconocerse tras adelgazar mucho es normal, y aunque al principio te angustie, tienes en tu equipo de seguimiento a un especialista en psicología que te ayudará a gestionar esta situación.

Lo importante es detectar la angustia en un primer momento y hacerle frente de la manera correcta. En el proceso de aceptar tu “nuevo” cuerpo te puede ayudar hacer ejercicio y hacerlo con otras personas que estén en tu misma situación.

Mantenerse activo y practicar ejercicio te ayudará

Para activarte más, puedes hacerte con uno de los dispositivos que hay para registrar tu actividad. De esta forma, podrás ir poniéndote pequeños retos que al lograrlos te harán avanzar.

Recuerda que estar activo, positivo y motivado es clave para dejar a un lado los pensamientos negativos y la angustia que te puede generar no reconocerse tras adelgazar mucho y por tantono encontrarte aún a gusto en tu cuerpo. Pero verás cómo poco a poco te irás haciendo a la idea y te sentirás con ganas para afrontar la vida con más energía.

Grupos de autoayuda con personas en tu misma situación

Los grupos de autoayuda también te pueden ayudar a superar esa angustia que te genera mirarte al espejo.

Aunque al principio te sentirás raro al hablar de tu experiencia, recuerda que muchas de las personas que acuden a los grupos de autoayuda están en tu misma situación, han pasado por los mismos miedos y angustias, y te pueden dar las claves para salir del problema.

Lo que tienes que tener presente es que el cambio que sufre tu organismo al hacerte una reducción de estómago no es solo físico, Esos cambios se dan también a nivel psíquico, por lo que tienes que prepararte para ellos.

Por eso, no tienes que sentirte avergonzado a la hora de pedir ayuda. Es más, cuanto antes la solicites a especialistas en la materia, antes podrás solucionar el problema y empezar a vivir tu nueva vida con ganas y energía.