¿Qué es el método Apollo?

La Gastroplastia Vertical Endoscópica (Endosleeve o manga gástrica endoscópica con el sistema Overstitch de Apollo) o, más conocido como MÉTODO APOLLO, es una novedosa técnica de reducción de estómago sin cirugía, que se realiza como tratamiento para adelgazar en pacientes que tienen un cierto grado de obesidad. Se trata de una intervención endoscópica, a través de la boca, que no requiere cirugía y, por tanto, segura y que conlleva una rápida recuperación.

El Método Apollo está indicado principalmente en personas con obesidades leves-moderadas (IMC entre 30 y 40 kg/m²), que requieran una pérdida media de peso de entre 20-35 kg y que hayan fracasado previamente a distintas pautas dietéticas. También puede indicarse en personas con obesidades mayores (obesidad mórbida, con IMC>40kg/m²) que no quieran someterse a una cirugía bariátrica.

¿En qué consiste el método Apollo?

También denominado gastroplastia en manga por vía endoscópica, el Método Apollo consiste en la realización de una serie de suturas que aproximan las paredes del estómago, logrando una reducción del volumen gástrico, a modo de estómago tubulizado, sin necesidad de cirugía ni resección del estómago.

Se trata de una técnica poco invasiva, ya que las suturas se hacen por vía endoscópica, a través de la boca, por lo que no se requiere una intervención quirúrgica ni aparecen cicatrices abdominales. Para garantizar la máxima seguridad al paciente, la técnica se realiza con anestesia general, aunque de carácter ambulatorio o con mínima estancia hospitalaria.

El objetivo de este procedimiento es reducir la capacidad del estómago, retrasar el vaciamiento gástrico e inducir saciedad precoz, consiguiendo tener una sensación de saciedad comiendo una menor cantidad de alimentos y, consecuentemente, una mayor pérdida de peso. De esta forma, se consigue una reducción de peso en personas que padecen un grado de obesidad tal que su salud está en riesgo y que han fracasado en el intento previo de perder su peso. Acompañándose a la pérdida de peso, se consigue una importante mejoría en sus enfermedades asociadas, como la HTA, el colesterol, la diabetes, las apneas de sueño, los dolores articulares, etc.

Dado el carácter poco invasivo de la Gastroplastia Vertical Endoscópica, la técnica presenta ventajas frente a otras que requieren cirugía tradicional. Por un lado, no se producen cicatrices externas, por lo que se reduce el riesgo de infección internas y del sitio de la cirugía. Tampoco aparecen otras complicaciones como hernias internas, reflujo, etc. También se considera un procedimiento reversible. Y se favorece que la recuperación de los pacientes sea más rápida, ya que tras unas horas de control, en menos de 24 horas pueden abandonar el hospital, considerándose un procedimiento ambulatorio o de mínima estancia hospitalaria.

Resultados del método Apollo

¿Cuántos kilos se pueden llegar a perder con el método Apollo?

El paciente que se someta a la Gastroplastia Vertical Endoscópica notará que alcanza un grado de saciedad comiendo menos cantidad de comida, ya que el tamaño del estómago ha disminuido gracias a las suturas, y notará un retraso en la nueva sensación de hambre tras las comidas. Por lo que comenzar a adelgazar será la consecuencia directa de este proceso.

Diferentes estudios publicados en revistas internacionales coinciden en señalar una pérdida media del 15 y 20% del peso a los 6 y 12 meses respectivamente (una media de unos 20 y 25 kg). Existen documentados escasos efectos adversos (un 2% aproximado), pudiendo la gran mayoría ser dados de alta hospitalaria en menos de 24 horas.

En un estudio español publicado por nuestro grupo de Barcelona el año 2020 en la prestigiosa revista Endoscopy IO, se obtuvo en 88 pacientes y a 1 año tras el procedimiento, una pérdida media de 19.81kg de peso (17.36% del peso total y 46% del exceso de peso), con resultados satisfactorios en el 95,5% de pacientes tratados. Además, conseguimos normalizar el 59% de las enfermedades mayores asociadas, como HTA, colesterol, apneas, artritis y diabetes, sin ningún caso de complicación.

Con estos datos, los expertos destacan la mayor efectividad de esta técnica y la reducción de las complicaciones. Además, añaden que para alcanzar los objetivos de reducción de peso deseados, los expertos recuerdan que es necesario aplicar un programa multidisciplinar de seguimiento posterior, que incluye la modificación de los hábitos alimentarios y del estilo de vida.

Molestias tras la operación del Método Apollo

Al ser un método poco invasivo y exclusivamente a través de la boca, se reducen notablemente los riesgos, permitiendo un periodo de recuperación rápido.

Las molestias iniciales más habituales tras la intervención son:

  • Dolor de garganta en las primeras 12-24h
  • Dolor en la zona gástrica, que habitualmente desaparece a las 48-72 horas y que se trata preventivamente con medicación.
  • Ocasionales náuseas y vómitos las primeras 12h.

Por lo general, el paciente sometido a Método Apollo recibe el alta a las pocas horas de la intervención, pudiendo volver a su actividad normal a los pocos días.

Opiniones del método Apollo

Todas las dudas que te surjan sobre la intervención de reducción de estómago, te las debe resolver tu equipo de especialistas, pero la opinión de personas que ya han pasado por situaciones similares te puede resultar de gran ayuda.

  • El hambre desaparece a los pocos días

Una de las cosas que más se comenta es que desde el primer día, el paciente ya nota plenitud precoz, incluso con ingesta exclusiva de líquidos. Normalmente se procede, de manera progresiva, a una dieta líquida, seguida de una dieta blanda a los pocos días, para normalizarla generalmente a partir del mes.

  • El proceso de controlar el hambre

Los pacientes que se han sometido a una reducción de estómago con el Método Apollo dicen que el proceso de controlar el hambre (“sensación de hambre”) se adquiere poco a poco, pero que se consigue. Para ello, la motivación es clave, y por eso se dispone del apoyo de un equipo de Psicología especializado. En todo el proceso de tu tratamiento contarás con la ayuda de un especialista que te dará las pautas adecuadas para poder manejar los momentos de debilidad.

  • Se ven los resultados del método Apollo

Según la experiencia de las personas que han recurrido al Método Apollo, inician una dieta líquida para adaptarse a la reducción de estómago que se les ha realizado. Posteriormente se incorporan alimentos triturados y finalmente sólidos, el tiempo de cada fase dependerá de la evolución de cada paciente. Es una dieta similar a los pacientes que se reducen el estómago (gastrectomía tubular) quirúrgicamente pero en el método Apollo en un intervalo de 3 a 5 días te puedes incorporar a tu rutina diaria sin dificultad.

  • Comenzar a practicar deporte

A la hora de reincorporar el ejercicio físico a la vida diaria, los intervenidos con el Método Apollo dicen que, según su experiencia, es mejor empezar poco a poco, caminando unos minutos diarios, que irán aumentando poco a poco siempre siguiendo las recomendaciones de los especialistas.

  • Ser pacientes

Por último, recomiendan tener una buena dosis de paciencia, ya que llegar a los objetivos marcados es factible siempre que se sigan las pautas establecidas.

Preguntas frecuentes sobre el método Apollo

El Método Apollo está indicado principalmente en personas con obesidad leve-moderada (IMC entre 30 y 40 kg/m²) que requieran pérdidas de peso de entre 20-35 kg y que no quieran someterse a una cirugía bariátrica. También puede indicarse en obesidades mayores (IMC>40kg/m²) cuando se desestima o rechaza cirugía.

Los pacientes que se han sometido expresan por lo general en sus opiniones y sensaciones que el Método Apollo les ha dado:

  • Pérdida de peso y mejoría de las enfermedades que presentan.
  • Mayor seguridad y motivación.
  • Sensación de saciedad.
  • Un mejor estilo de vida.
  • Calidad de vida y la voluntad para hacer algunas cosas de las que no podía antes.

Según varios estudios, la pérdida media de peso alrededor de los primeros 6 meses fue de 19,3 Kg. Esto supone una pérdida media del 55,3% del exceso de peso.

Prácticamente todos los pacientes intervenidos logran una pérdida de peso exitosa y suficiente según sus expectativas a los 6 y 12 meses. Sin embargo, no sólo debe perderse peso, sino también adquirir una serie de hábitos dietéticos y cambios en el estilo de vida que permitan mantener esta pérdida de peso alcanzada. Existe la posibilidad de volver a ganar peso si no se acatan las recomendaciones de los profesionales y especialistas médicos.

Aproximadamente, en manos expertas la intervención tiene una duración de 45-60 minutos, aunque puede resultar variable según las necesidades individuales de cada caso.

Load More